SOY DETECTIVE¿?.

Me mantengo fuera de las redes sociales, de los grupúsculos de chat que muchos miran en la profesión y los mismos hablan, fiscalizan, instruyen o incluso insultan se enredan o se vienen arriba dentro de la pasión del momento, yo fui uno de ellos y decidí un buen día que alejándome de ellos ganaba en tiempo así como dedicación a mi pasión. OPF

 

La pasión, muerte y resurrección del que cada uno de manera limpia debe de creer, la creencia en valores y sobre todo en ser consecuentes, como dirían a Manolete, sino sabes torear para que te metes, pues eso, aquí hay mucho personal que se compra un traje de luces pero lo de torear (poco), lo de hacer profesión (nada) pero dar lecciones (todas).

Por lo que al hilo del enunciado, ¿qué somos?, ¿qué esta pasando? , ¿qué hacemos?, las respuestas las podéis leer de algunos en los chat, que aconsejan como delinquir dentro de la profesión, otros que callando asienten con su silencio, otros con tarjetas de visitas que solo hacen visitar para pillar , toda una realidad, una selva que todo vale, que no pasa nada… hasta que pasa. Y desde OPF DETECTIVES lo advertimos.

Captura de pantalla 2019-04-20 a las 20.23.43.png

Ser detective es una putada y mas si te gusta, no desenganchas ni un segundo, abandonas todo y todos por tu quehacer, tu crecer y por tu prospectiva de querer seguir  y sentir haciendo profesión, y con ello estamos. No somos expertos de nada pero acudimos a los foros de los mismos, con el convencimiento de que nos levantaremos a medias porque nada se aporta y si mucho se vende, venderse o vender… esa es la cuestión de todo profesional, ser detective no es hacer de detective, ni ejercer como tal, tampoco lucir el palmito sin poder dar una solución al bufete atascado, la empresa con problemas o el particular en apuros, porque rellenar la agenda de colaboraciones es trabajar, de manera exacta a la de otras profesiones, y por eso existe en este gremio tanto intrusismo, porque el intrusismo es para la profesión lo que a Villarejo para la justicia, un grano con el que convives y lo disimulas con maquillaje. Los focos no alumbran mas allá del objetivo de la cámara y a mi como detective me gusta estar detrás del foco, porque la profesión se hace en silencio, con respeto y vocación de servicio, pero sin olvidar que los cumplimientos deben ser la mejor garantía de que esta claro que no somos espías, ¿o si?, no somos policías, ¿o si?, ni somos visionarios, ¿ o sí?. Creo sinceramente que los juegos son peligrosos y jugar a lo que no eres solo hace que como Manolete salgas corneado y luego vendrás al Chat a llorar y buscar la solidaridad que tu torpeza te ha empitonado.  Porque OPF DETECTIVES ANALISTAS es mi pasión y mi amante, es por lo que una vez te digo, que si me lees sabes que: Me llamo TONY y ni en semana santa dejamos de ser lo que somos, DETECTIVES.

Memé

Definamos la alarma social como el dígase del calado en la opinión pública de una noticia que aunque habitual o común, tiene una importante repercusión en el momento que se difunde. Y ¿meme? es una idea o comportamiento que se propaga de persona a persona dentro de nuestro sistema. Este fenómeno del Nícolas es muy habitual en nuestros entornos, además que deja al descubierto las realidades que solo los que estamos sobre el terreno conocemos. Si habéis leído mis post desde hace tiempo los estaréis visualizando, yo los llame los “anacletos” de “la rue del percebe”, pero ojo que como podéis comprobar, estos elementos pueden ser peligrosos y perjudiciales para el resto de la sociedad. ¿Por qué hemos llegado a esto?, mi respuesta se mueve no por la actitud personal de estos individuos, sino por el manejo de las redes sociales así como entornos fabricados o “inflados” de influencia; todo resulta superficial y todo resulta falso, además de una llamada de atención para todos aquellos que venden como OSINT, la verdad absoluta. Todo es una capa de kakita con perfume social-media.

FORMACION UNIVERSITARIA

Cuando me decían que las llamadas oficinas de inteligencia podrían disputar el campo de acción de los detectives, no solo demuestra ignorancia, sino que su recorrido es tan corto como verdad el “selfie” de su inteligencia. Espero que esto haga aceptar a los poderes públicos, que cumplan las leyes y su función pública, y se dejen desde foros universitarios o de interés académico, vender lo que ellos llaman inteligencia pero que resulta “OTROSI Kakita”. La lista es corta, las X son conocidas y solo nos queda completar el puzzle de la vergüenza institucional. Si eres empresario o profesional no acudas a estos estafadores de perfiles fabricados, de foros académicos pactados y de master’s de “pichicaca”, confía en la labor de los detectives privados que somos los únicos profesionales autorizados para investigar sobre el campo, para entrevistar y adquirir información, porque de estos su epígrafe es como el del servicio de un conserje. Maduremos un poquito y limpiemos la caspa de los torrentes y anacletos/as. Me llamo TONY y soy un detective más.