PESCA Y REPESCA

Los detectives a veces vemos informes de compañeros que resultan ser lo más semejante a un reportaje o “book” fotográfico. Una pena ya que un informe de investigación se convierte en imágenes sin sentido o concierto, una mala interpretación de la partitura del encargo sin lugar a dudas. Al resto del sector esto no solo no favorece sino que resulta un abono importante para todos aquellos que se muestran críticos por nuestra labor social, no les falta razón para mostrarse disconformes con el servicio prestado, pero muchas veces se nos condiciona tanto en su desarrollo por parte del cliente que el fracaso debe anotarse en el lado del mismo, un trabajo mal finalizado o realizado es un cliente perdido o alejado para el resto, por ello no esta de más concienciarse, invertir en material y contratar solo a profesionales. Otro aspecto importante es valorarnos, tirar precios no solo prevé una chapuza sino que confunde al resto del gran público que se pregunta ¿cuales son nuestras tarifas?. Las aseguradoras, las mutuas y empresas, arrastran el tarifario para enfrentarnos entre nosotros, muchas mierdas pequeñas no te hace mas importante, te hace un negrero de compañeros contratantes de intruseros o análogos. Los que pescan no se preocupan de inspeccionar si el pez y sus medidas son las adecuadas, por todo ello los caladeros quedan arrasados de soñadores detectives altaneros de frustrada aspiración policial, un sueño impropio de un profesional sin recursos, sin preparación o sin medios adecuados.

Archivo 17-10-16 15 18 10.jpeg

La repesca es dolorosa, pero es recuperar y cuidar la profesión, a muchos nos toca contar con el debe de una investigación frustrada o no finalizada, remendar no es igual que repescar y ello nos hace reflexionar sobre la preparación que durante 3 años recibimos en la universidad, nos hace debatir sobre la mínima inversión que requiere nuestra actividad y reconocer lo mucho que queda por andar y los muchos que sobran por tener de detective lo que muestra un diploma que no una habilitación. Soy TONY y soy DETECTIVE HABILITADO.

Anuncios

IDENTIDAD PROTEGIDA

¿Es bueno o es malo ser conocido?, ¿es bueno o es malo? que un detective sea en definitiva visible, ¿que es bueno o es malo?. Ayer tuve una agradable e interesante comida con un buen amigo y excelente comunicador así como persona influyente por la claridad de exposición y buen hacer sobre la transparencia en este país. Al final de la misma queríamos perpetuar nuestro encuentro con un selfie, pero optamos por quedarnos con el abrazo, ya que a nadie tenemos que demostrar nada.

Al hilo de la visibilidad veo con buenos ojos y atención los momentos que aportan en dar la difusión de nuestra profesión a muy buenos profesionales de mi actividad detectivesca, son gente comunicativa y que pueden “enganchar” simpatías y respeto por parte del público. Pero esto luego realmente ¿nos beneficia?, pues lo siento pero no tengo la respuesta, pero si el respeto por estos comunicadores.Dentro de la visibilidad de medios están los criminólogos, una profesión que reconozco le falta un marco regulatorio así como aplicabilidad funcional y reconocida en nuestra sociedad, muchos detectives son criminólogos, pero un criminólogo no puede hacer la labor que por ley nos confiere a los detectives en este país.

 19476812.jpg

Pero la fama y el recuerdo en los medios de comunicación son efímeros como injustos además de crueles, se despedaza a quién te quiso y se encumbra a quién te odió. Las agencias de investigación tenemos un compromiso en principio con nuestra organización, nuestros compañeros y nuestros clientes antes que la notoriedad en la difusión de nuestros trabajos. Os puedo asegurar que muchos asuntos que son de interés público, de acción policial o de resolución judicial los ha iniciado y dejado enfocado un detective privado que solo iba armado con su cámara y grabadora. Más allá de consideraciones o instrucciones policiales sobre si nuestro DNI debe figurar junto al TIP u otros detalles, creo que le supera a nuestro tutor policial los tiempos que vivimos en la calle que pateamos y las alcantarillas en las que circulamos lo DETECTIVES de este país. Me llamo Tony y junto a mis compañeros, todos somos DETECTIVES.

ENSEÑAR LO JUSTO

No es lo mismo aleccionar que difundir el pensamiento único de cualquier profesión, afortunadamente vivimos en una sociedad plural y libre más que le pese a varios y es el estado de opinión y conocimiento diverso la esencia de la riqueza de la profesión de DETECTIVE. No quiero insistir sobre los mismos temas ni las misas reflexiones, me gusta que aportemos y promover la colaboración sincera, pero hay barreras que salvar y muros que saltar.

imgres.jpg

Nuestra estructura de profesión favorece a ser un reino de taifas detectivescos, cada uno nos sentimos como propio en el territorio que nos movemos y propagamos a los compañeros que lo invaden nuestro malestar por ello. Nada es de nadie salvo que por título lo certifique y eso es difícil. Siempre defiendo la movilidad geográfica como una fuente de enriquecimiento profesional, tener la capacidad de adaptación a medios dispares es un aula de difícil recompensa. La investigación regular en campos diversos no solo prepara sino que nutre al detective siempre que los asuntos tengan un objetivo diverso así como una metodología de trabajar creativa. A muchos detectives les ocurre que pierden la voz por las largas estancias en sus coches de vigilia, y el oído por las horas de audición de radio y música. Hay que salir de los coches para sentir el aire y beber de la fuente de información que al fin al cabo es la esencia de la profesión. Me llamo TONY y soy DETECTIVE.

LA LINEA DEL TIEMPO

Muchos son los encargos recibidos y rehusados por la falta de legitimidad que existe por parte del interesado, esto no es impedimento para que sin legitimidad otro despacho o detective lo acepte como tal. Un problema que no me concierne en lo mas mínimo.Lo primero que hacemos cuando existe un planteamiento de encargo es la realización de una línea de tiempo de lo que nos plantean, ya que las ideas e informaciones se yuxtaponen y enredan en la mente de nuestro cliente. Muy difícil resulta el deshacer el ovillo mental de quién tiene urgencia en una resolución que por otra parte ve clara y nítidamente oscura el cliente.

linea_de_tiempo_de_frases_hechas_baja_1684.jpg

Hacer una línea de tiempo a veces hace aclarar las propias ideas del cliente y rehacer las peticiones o necesidades que con urgencia se necesita acometer. Como dice un amigo mío: “todo tiene su tiempo de maduración”, por lo que el plato de la investigación debe ser ajustado en temperatura y preparación adecuada y al gusto del comensal (cliente) y eso es muy difícil. No es complicado saber utilizar esta herramienta básica del planteamiento indagatorio, solo basta un soporte y algo con que escribir, y fluye con claridad la visión global del asunto. Otro aspecto que resulta interesante es la de reducir todo lo planteado hasta que parezca “absurdo”, no se si os hago el lío mental del ovillo, pero reduciendo lo planteado al absurdo nos hace limpiar de ruido y datos que solo nos llevan a la confusión y despilfarro de recursos. Tampoco resulta extraño encontrarnos con un planteamiento de amenaza o necesidad e identificar otro completamente distinto y con ello (gratis) la solución. Por eso en nuestro despacho no solo se escucha para trabajar, nuestro equipo valora si existe necesidad para optimizar los recursos de nuestros clientes y aunque no cobremos por ello, ser terapeutas de la vida que solo da y quita lo que OPF no factura.

Me llamo Tony y tengo un equipo fantástico de detectives.

De profesión DETECTIVES.

Somos hijos de la calle, vivimos en una esquina observando la vida, nos entregamos aunque a veces nos equivoquemos, pero siempre resurgimos como ave fénix, si respiramos también pasamos frío y hambre.Nuestra academia no empezó en el aula universitaria, hemos sido matriculados en el barrio de la vida con las asignaturas pendientes de la gente que nos ha rodeado siempre, todos tenemos ese profesor no buscado ni matrícula en la materia que daño nos ha echo o curtido. Un buen detective es empresario honesto, un excelente amigo y por supuesto alguien en el que se puede confiar, los diplomas y certificados se vuelven agradecimientos o abrazos, éxito no significa un reconocimiento o engorde económico, somos flacos con bolsillos rotos pero corazones grandes, somos humanos y nos equivocamos pero reconducimos porque reconocemos los caminos y  rumbos que no da la vida porqué somos consecuentes de que nuestro camino finaliza en un precipicio sin profundidad.

Los detectives son visionarios e incluso prospectivos en lo empresarial nos hemos espabilado a base de “ostias” los apuntes que han sido grabados a fuego de las enseñanzas de la esquina designada sin luz de alumbramiento vital con la “puta” vida de testigo.Los detectives de la calle, de salón de juntas o de puticlub, vemos sin ser vistos, somos compañía sin ser apreciados, somos solución sin ser mencionados, un comodín que la sociedad puede emplear en entornos de inteligencia familiar, social, empresarial o simplemente un elemento fundamental que se hace desconocido por la excesiva invisibilidad de nuestra profesión.

CpZ2sCbWgAAcRL5.jpg

Los criminólogos reivindican el escaso aprovechamiento que la sociedad hace de su conocimiento, por ello los espacios televisivos o incluso de asuntos de alta sensibilidad social como pueden ser los grandes enigmas policiales de resolución imposible o dudosa, son un escenario perfecto para rellenar de interés algo que difícilmente puede o ser contrastado o desmontado. Muchos detectives son criminólogos u hacemos del conocimiento nuestro perfeccionamiento sobre asuntos que solo a los detectives nos están conferidos. Mucha confusión en estos tiempos en los que se pretende suplir con aula de dudosa docencia lo que en una esquina de nuestro barrio fuimos aprendiendo. Son tiempos de cazar pokemon, de asaltar sensibilidades con la crueldad del resultado económico, desde nuestra esquina me acompaño de mi amigo y compañero Juan, ambos utilizamos el lenguaje mudo que solo los detectives podemos entender, me llamo Tony y junto con Juan te decimos que ambos somos DETECTIVES.

Porqué lo llamamos COLABORACIÓN cuando queremos decir AMISTAD.

Mis amigos no los cambio por ningún saldo de cuenta corriente, son valores que su cuantificación esta fuera de toda la medida, en nuestros continuos viajes siempre aprovechamos para dedicar de manera inexcusable un espacio necesario para sentarnos, charlar y compartir con esos grandes profesionales de nuestra actividad que están repartidos o diseminados por esta piel de toro, a unos los vemos en sus lugares de actividad próxima y nos brindan no solo su casa y sus medios sino que hacen hueco de toda obligación porqué un amigo ha venido a verle. Es increíble lo que llegamos a conocernos sin la medida del tiempo o el espacio. A otros compis los vemos en la zona cero del fraude fuera de nuestros lugares pero que con nuestra compañía nos volvemos un poco mas fuertes y acompañados en nuestra solitaria andadura. Los amigos son los que son y el resto es compañerismo.

 Archivo 7-8-16 10 11 12.jpeg

Del compañerismo cabe indicar que en este sector se han obsesionado en inculcarnos la competencia con vitola de rivalidad o enemistad, todos tenemos nuestro espacio y de todos es obligación abonar el campo indagatorio que recogemos a diario, esta obsesión viene dada por los que en años de profesión se limitaron a construir muros y conquistar territorios que defendían en algunos casos de manera ilícita e ilegal, transformando una actividad aparente en algo delictivo al caer en las contrataciones de personal no habilitado o legalmente reconocido, para mi estos individuos que contratan instruseros para firmar con su TIP, son simplemente delincuentes.

 

Los delincuentes no solo salen de estos despachos intruseros, también se encuentran en los departamentos de seguridad de importantes empresas, en las propias empresas de seguridad que utilizan el lenguaje para encubrir un servicio del que no están autorizados, y las compañías aseguradoras que se nutren de informes a la carta de los despachos intruseros que reparten datos e intimidades de los asegurados entre sus compañías clientes, todas interrelacionadas y con una línea delictiva pre establecida, toda una banda.

 

Banda de amigos y de compañeros son los que comparten cervezas, risas, lamentos y recuerdos, con ellos termino porque lo valen y porque en estas fechas en las que todos descansan nosotros no cerramos por vacaciones. Me llamo TONY y soy detective como mis amigos.

PASION POR EL LUNES.

Llevamos 45 semanas del 2.014, sin dos semanas exactas, ni iguales, ni semejantes, por eso todavía uno se reconoce. Una semana más que comenzamos con la agenda de los desconocidos, de lo oculto y no revelado. Un laberinto de situaciones oscuras que intentamos alumbrar, que cerramos para abrir y así sucesivamente, por una pasión. El cuerpo a cuerpo es fundamental, la distancia corta es una conquista indagatoria, los medios técnicos solo perpetúan pero no capta la esencia del olor, por eso no hay dos días iguales, ni dos momentos exactos. Los aromas de la cafetera de un bar cualquiera, son únicos, yo cuando lo tomo me detengo a observar a menudo el local, su clientela, sus roles además de su actividad vital, un bar sin vida no es más que una cafetera apagada , los ruidos los gestos además del lugar nos determina nuestro primer acto indagatorio, es preciso reconocer la zona, para tener conciencia del espacio en el que te mueves, sino mi equipo no tiene controlado donde estamos cuentan con la desventaja inicial del encuentro que solo se acaba con el pitido final, siendo el resultado el que figura en su marcador, sin vuelta atrás ni segunda oportunidad.

27485961_s-imp

Los detectives en nuestra labor de observación maduramos conceptos rutinarios, dando vueltas al caramelo mental de las ideas repetitivas, no es bueno ni sano, pero es así, por ello ejercitamos el sentido critico de planteamientos, metodologías que ayudan a ejercitar y entrenar nuestras capacidades, además de tensionarnos en la explosión del acto, un climax no previsto pero si preliminado. Los detectives privados nos enfrentamos a puestas en escena de escenarios no ensayados, hay momentos de inspiración y otros de bloqueo, la concentración y el convencimiento de lo que haces no solo es una obligación, también es un ejercicio de honestidad. Semana 45 solo del calendario de nuestro señor, pero no para el resto de creencias, espero hoy interpretar de manera conveniente y leal las palabras del investigado, con un sentido lineal de receptividad, y atento por obtener el dato preciso que la oportunidad reconozca concederme, y por último no abandono la idea de ambicionar una profesión honesta que no busque abrazar solo el interés del dinero fácil. Por eso escribo mis post’s, después de aprovechar el café agradecido, de un lugar confuso de la geografía todavía española. Me llamo TONY, soy detective privado y te estaba esperando.