LA LINEA DEL TIEMPO

Muchos son los encargos recibidos y rehusados por la falta de legitimidad que existe por parte del interesado, esto no es impedimento para que sin legitimidad otro despacho o detective lo acepte como tal. Un problema que no me concierne en lo mas mínimo.Lo primero que hacemos cuando existe un planteamiento de encargo es la realización de una línea de tiempo de lo que nos plantean, ya que las ideas e informaciones se yuxtaponen y enredan en la mente de nuestro cliente. Muy difícil resulta el deshacer el ovillo mental de quién tiene urgencia en una resolución que por otra parte ve clara y nítidamente oscura el cliente.

linea_de_tiempo_de_frases_hechas_baja_1684.jpg

Hacer una línea de tiempo a veces hace aclarar las propias ideas del cliente y rehacer las peticiones o necesidades que con urgencia se necesita acometer. Como dice un amigo mío: “todo tiene su tiempo de maduración”, por lo que el plato de la investigación debe ser ajustado en temperatura y preparación adecuada y al gusto del comensal (cliente) y eso es muy difícil. No es complicado saber utilizar esta herramienta básica del planteamiento indagatorio, solo basta un soporte y algo con que escribir, y fluye con claridad la visión global del asunto. Otro aspecto que resulta interesante es la de reducir todo lo planteado hasta que parezca “absurdo”, no se si os hago el lío mental del ovillo, pero reduciendo lo planteado al absurdo nos hace limpiar de ruido y datos que solo nos llevan a la confusión y despilfarro de recursos. Tampoco resulta extraño encontrarnos con un planteamiento de amenaza o necesidad e identificar otro completamente distinto y con ello (gratis) la solución. Por eso en nuestro despacho no solo se escucha para trabajar, nuestro equipo valora si existe necesidad para optimizar los recursos de nuestros clientes y aunque no cobremos por ello, ser terapeutas de la vida que solo da y quita lo que OPF no factura.

Me llamo Tony y tengo un equipo fantástico de detectives.

Anuncios