PARTE DE GUERRA

RESISTIRE por responsabilidad, y en la inmensa mayoría del colectivo de los detectives privados por el respeto social que nos hemos cultivado minuto a minuto, pero con la impotencia de saber que podíamos hacer mas, de que no se nos emplea, de que no somos útiles o sencillamente, porque estamos en un limbo profesional, que tal vez, debamos de una vez caer a una realidad eficaz, que nos coloca donde nos merecemos, en casa.  

RESISTIRE a pesar de llenarnos la boca de que los detectives privados de esta bendita tierra, somos los mejores preparados del mundo, con tres años universitarios, pero ¿para que nos ha servido?, pues para que nos quedemos en casa. 

RESISTIRE porque somos unos profesionales que sabemos identificar la realidad del momento, que podemos dar fe de lo que somos testigos, que podemos documentar, probar y encontrar actos o acciones que o bien son denunciables, o bien podría la sociedad conocer, ¿pero para que nos ha servido todo esto?, para que nos quedemos en casa.

RESISTIRE ya que dicen que somos unos colaboradores, en un preámbulo de una ley que no encajamos, en la que se nos señala como servicio esencial, pero que nos han arrojado al confinamiento por aquellos que podemos ayudar, ¿pero para que nos ha servido todo esto?, para que nos quedemos en casa.

RESISTIRE porque somos expertos de mucho, a la vez que entendedores de nada, con un campo infinito de acción indagatoria, pero que al final todos hacen lo mismo y eso se nota en un colectivo, de mayoría de diploma y no de ejercicio, ¿y eso para que les ha servido a todos?, para que nos quedemos en casa.

RESISTIRE a pesar de nuestro ego, en un colectivo que mantiene una estructura poco solidaria, escaso compromiso asociativo y sobre todo, envidia, celos y por supuesto, escasa mira para saber que la oportunidad que tenemos ahora solo es, para que nos quedemos en casa.

RESISTIRE porque personalmente me marco las conquistas de conocimiento, las miras de proyectos, porque como en casa en ningún sitio, y con la salud de todos no se juega, y por ello dejo de jugar a ser científico, a ser analista político, a ser economista, a ser ilustrado de materias que nadie entiende, porque solo soy detective, que solo aplaude a los héroes que luchan en la trinchera, a los sanitarios, a mis compañeros de distintos uniformes, a los servidores sociales de supermercados y logística, empleados que si son útiles y tienen claro que ellos son importantes, para que los detectives nos quedemos en casa.

Y viviré por la persona que me dio la vida, que vivirá por siempre en mi corazón y que ya me mira desde la pradera de san isidro en su madrid de pichis. RESISTIRE por ser el hijo de Victoria y de Antonio, porque ser detective nos hace resistentes y por ello #quedateencasa

 

COCIDOS DE FRIO.

Muchos los debates, muchas las sensaciones y mas las interpretaciones que tenemos en los chat´s los detectives oyentes que en foros concretos comparten opinión o datos que aportan conocimiento. Muchas son las chispas y menos las conversaciones que se llevan a cabo para entender el momento. Al detective hay que conocerlo, hay que tratarlo y por supuesto hay que oírlo, con “palabros” de telegram o marcas de letras en wasap que no son motivo de interpretar al que escribe.

Captura de pantalla 2018-10-30 a las 15.22.59.png

Los detectives pasamos frío, pasamos miedo y pasamos pánico en nuestro cumplimientos personales, empresariales, sociales e incluso fiscales, por eso al detective que incrusta expresiones hay que sentir como se siente, porque los detectives no somos una tarifa plana de datos, no somos un Nick resuelto a contribuciones, no somos en definitiva a nada que se le parezca a lo normal. La soledad del coche, de la troncha, de la redacción en un Hostal de carretera, a la reflexión que llevamos en la conducción por cualquier carretera es suficiente para meditar, pensar y reflexionar de las calenturas que afloran y que son normales, lo enfermizo sería lo que nos traguemos siempre todo porque si. Los detectives (algunos/as) nos equivocamos porque hablamos y decimos nuestras verdades, al padecerlas y al sangrarlas por lo que si un compañero se calienta solo cabe preguntarle, ¿qué tal? porque ni cuesta dinero ni te roban el tiempo que si regalas y le dedicas a mirar el chat, porque nuestra voz llega hasta a las islas afortunadas, por fortuna y con permiso del intruso no deseado y mal visto perseguido. Me llamo Tony y soy detective, por tanto si me entero de tu intrusión a mi profesión, te denuncio.

 

NO HAY LECHE PARA TANTA BOCA…

Los detectives nos dedicamos a investigar, pero las hojas de los diarios pasan por nuestros pies y nos entretenemos que no despistamos en leer los titulares de la actualidad social y política de nuestro país, y es en una equina cualquiera de una ciudad concreta donde he tenido la oportunidad de leer, no el titular, pero si un apellido policial, “VILLAREJO”, que tiene nombre de pueblo pequeño noble, de nuestra piel de toro, pero en realidad representa las cloacas del estado policial o de las alcantarillas del poder que navegan debajo de nosotros y se asoman para….. ¿para qué?… pa llevarselo y jodernos a todos los paganinis.

Y como de política uno llega a vomitar conciencia es por lo que me centro en lo profesional. Mi “ser detective”, compartirá T.I.P con Villarejos sin necesidad ni siquiera de que estos pasen por el filtro o necesidad de los tres años formativos, mi “SER DETECTIVE”, se come o nos comemos que lo que rebosa en línea roja lo que el populacho manifiesta, en sentido detectivesco se pudo haber navegado en otras cloacas y aceptemos en el borrador que así sea, palabra del santo señor.

WhatsApp Image 2018-09-25 at 12.31.32.jpeg

Tenemos lo que nos merecemos, no tenemos nivel ni preparación para ir caminando por el subsuelo y desatrancar las cloacas pestilentas del estado real, y que en ella circulan con avidez las grandes corporaciones, los grandes poderes que todo lo manejan y por supuesto los vivos que no los inteligentes que les hacen la “muletilla” de T.I.P regalada. Las benditas alegaciones son de niveles superiores que leen o comen en mesas de flores secas. Pero queridos detectives, es lo que hay y que vivan las “tronchas” y gestión fácil, seamos felices entre mutuas y aseguradoras, porque el reino del subsuelo es de los villarejos y sus santos deudores. Me llamo TONY y soy detective.

YA TE DIGO

Cuando estamos investigando, muchas veces nos agotamos, pero no estamos vencidos, porque estar convencidos de alcanzar la meta es nuestra pasión. Flipamos con lo que vemos a los que se lo vemos, la vida no solo es teatro, en muchos casos es una verdadera “farsa” y nosotros tenemos el compromiso moral y de justicia de no aceptar lo divinamente reprochable, no nos dejamos engañar con fundas divinas, pero yo me quedo con el “no me jodas” transparente de un hecho no asumible pero del que constatamos que es cierto al ser testigos y dar testimonio de ello, nos cubrimos de medios que capten el momento del hecho intuido, somos intuitivos, pasionales y reales de la sensación que nos transmite el entorno así como la realidad que muchos no ven porque miran para otro lado, Victor  pone sobre el papel lo cierto que  a veces molesta y mucho, “ya te digo” que solo  Vanessa  alcanza  la palabra de lo certero en cada determinación indagatoria, ambos sufren y se joden para que al final solo obtengas  el reconocimiento de la conciencia , que es la ciencia de la certeza y de la tranquilidad por el buen hacer y mejor pacer. Los llamadores de Angeles son un buen aliado para saber la verdad en la intimidad de la soledad del puesto vigilante. Mi reconocimiento para los compís Victor y Vanessa que, en su correría indagatoria, alcanzan la excelencia indagatoria de la que me siento orgulloso reconocer, me llamo Tony y soy detective.

 

 

 

DETECTIVES REFUGIADOS.

Refugiados bienvenidos, como la chicharra de mi chino que cuando cruzo el umbral de la tienda me dice HOLA BIENVENIDO, como también coincide con la alocución del coche eléctrico que me recibe por las mañanas antes de sacar la llave de la guantera y me dice… HOLA BIENVENIDO, y mira que hasta Carmen sabe que no me llamo Bienvenido. Las voluntades políticas positivas son buena para el país, los gestos positivos también, pero detrás del gesto tiene que existir una acción, la reacción es buena, pero no frivolicemos sobre los seres humanos como aquel que pone un “refugiado” en casa, pero de otro.

Los detectives somos gente que recoge refugios de hechos para hacerlos un bien social, al estafador le ponemos en su foco como defraudador, al vivo le acortamos su longeva actividad de engaño y a las personas que necesitan de una información que pueda decantar la balanza de la justicia precisamente hacia la propia justicia, yo en este último aspecto me siento agusto , se que resultamos toscos cuando somos directos, somos extremos cuando presenciamos abusos, por esto y por todo ello los gestos a veces confunden  lo que existe y revelamos hay como autentico, y la verdad, lo cierto  es lo que mamamos los detectives que piensan en POSITIVO y como tales. Me llamo Tony y soy detective.

DETECTIVES EN LIBERTAD.

Hace mucho tiempo que no me asomo por este rincón de reflexión, las obligaciones de atención que nos merecen la espesura del encargo, han mediado en este aislamiento de comunicación pero que no de pensamiento. Esta profesión tiene la parte morbosa que nutre al que busca el lado oscuro de la situación para nutrir un ego curioso o de utilización provechosa. Este trabajo tiene el poder cobrar lo que uno quiere de la desesperación o esperanza del cliente necesitado y después quemado. Este sector tiene en visibilidad suprema a lo que buscan jugar manejando los poderes de información para un aprovechamiento comercial .

Este modo de vida tiene el sentir dolor, frío y pasión de algo que nos dota de sinsabores o de incomprensiones mundanas. Pero todos sabemos lo que hay, lo que nos jugamos y sobre todo lo que nos preocupa a los que nos importa.

IMG_8048.JPG

No mando mensajes subliminales, ni mando lecturas de animo melancólico, solo me asomo a escribir para decir que seguimos aquí porque lo vivimos, lo sentimos y por supuesto no dejamos de creer y ni dejamos de luchar por una profesión que solo quien lo mama, la siente. Me llamo TONY y soy detective.

 

 

DETECTIVES A LA MESA.

Alrededor de la mesa nos encontramos la gente que desea compartir buenos o malos momentos de la vida, una mesa repleta o una mesa vacía de alimentos que ya no resultan tan extraordinarios de paladear, la mesa es una excusa, la mesa no debe contar con puestos preferentes, las mesas de navidad son de sentarse uno junto a otro para oírse y verse, las mesas en definitiva no deberían ser un signo de opulencia. ¿Qué justificación tenemos en quemar un dinero?.

Archivo 21-12-16 6 11 44.jpeg

No me siento élite por ser socio de una asociación repleta de barones/as de estómagos agradecidos, por ello se me cortaría la digestión compartir mesa con quién en todo el año permanece escondido en un agujero oscuro de esta profesión, yo me quedo con el café aguado de una gasolinera cualquiera que caliente comparto con mi compí, antes de que cada uno se dirija por su camino indagatorio, deseándonos PAZ y PAN, hasta el próximo cruce. Me llamo TONY y le deseo Felices Fiestas a todos/as DETECTIVES EJERCIENTES O NO EJERCIENTES, pero DETECTIVES DE CORAZÓN.

La eNe con la A.

La semana ha sido dura lejos de nuestra casa, más una mañana configurando letras de hechos que solo los detectives podemos no solo relatar sino también escribir, pero os confieso una cosa, lo mejor de la semana ha sido el rato con mi compi y amigo Miguel. No toda la “peña” tiene su madera, tiene su calidad humana o tiene sus ganas de hacer mucho y bien, un profesional que viene de los tiempos duros de plomo de este país, que siente ahora lo mismo que con “Fé y Servicio” ha prestado.Todo llega y por fín llego la oportunidad de apreciar si en nuestro colectivo los garbanzos se lo llevan los mismos con la ignorancia y buena fe de la “peña”. Pronto podremos cazar a quién huye de manera constante del asociado, como decía la “bombi” ¿porqué será?..Con un gin tonic comentamos en tertulia lo difícil que resulta ser Detective añadiendo a esto lo complicadísimo que resulta ser agencia de detectives, yo intento animar a quién ve como los “listos” se muestran visibles en foros que todo el colectivo resulta “invisible”, paciencia les digo, creed y tened fé en la justicia, ya que la “huida” acaba en el congreso de Santander.

 post.jpg

El conocimiento y la destreza que nos fluye, es impotencia en aquellos compañeros que desean tenerla, pero esta virtud solo la provee el tiempo, un tiempo que para todos no corre igual, un tiempo que no es justo que resulte aprovechado por quienes encuentran en un engaño de representatividad asociativa. En definitiva una estafa de quién la persigue o la audita. No quiero resultar más profundo porque nuestro trabajo exige viajar en la superficie de la vida, dejemos la alcantarilla a los que; la eNe con la A, NA aportan, y viajan como las eRe con la A…. por las alcantarillas de la confianza de este que es el colectivo de Miguel y Toni, ambos detectives.

Memé

Definamos la alarma social como el dígase del calado en la opinión pública de una noticia que aunque habitual o común, tiene una importante repercusión en el momento que se difunde. Y ¿meme? es una idea o comportamiento que se propaga de persona a persona dentro de nuestro sistema. Este fenómeno del Nícolas es muy habitual en nuestros entornos, además que deja al descubierto las realidades que solo los que estamos sobre el terreno conocemos. Si habéis leído mis post desde hace tiempo los estaréis visualizando, yo los llame los “anacletos” de “la rue del percebe”, pero ojo que como podéis comprobar, estos elementos pueden ser peligrosos y perjudiciales para el resto de la sociedad. ¿Por qué hemos llegado a esto?, mi respuesta se mueve no por la actitud personal de estos individuos, sino por el manejo de las redes sociales así como entornos fabricados o “inflados” de influencia; todo resulta superficial y todo resulta falso, además de una llamada de atención para todos aquellos que venden como OSINT, la verdad absoluta. Todo es una capa de kakita con perfume social-media.

FORMACION UNIVERSITARIA

Cuando me decían que las llamadas oficinas de inteligencia podrían disputar el campo de acción de los detectives, no solo demuestra ignorancia, sino que su recorrido es tan corto como verdad el “selfie” de su inteligencia. Espero que esto haga aceptar a los poderes públicos, que cumplan las leyes y su función pública, y se dejen desde foros universitarios o de interés académico, vender lo que ellos llaman inteligencia pero que resulta “OTROSI Kakita”. La lista es corta, las X son conocidas y solo nos queda completar el puzzle de la vergüenza institucional. Si eres empresario o profesional no acudas a estos estafadores de perfiles fabricados, de foros académicos pactados y de master’s de “pichicaca”, confía en la labor de los detectives privados que somos los únicos profesionales autorizados para investigar sobre el campo, para entrevistar y adquirir información, porque de estos su epígrafe es como el del servicio de un conserje. Maduremos un poquito y limpiemos la caspa de los torrentes y anacletos/as. Me llamo TONY y soy un detective más.

SOY CLARO, Y DIRECTO.

No alimento una acidez perpetua, ni siquiera resentimiento u otro tipo de sentir manifestado, estos post solo son una cuestión de promover una simple regeneración moral, social y por supuesto legal en los ámbitos en los que me muevo.

No es de recibo ser espectador o palmero de actitudes ilegales que parten de funcionarios policiales o no.

No es de justicia aplaudir la ocupación de vanidades personales en espacios formativos de inteligencia por parte de un grupo organizado de favores debidos.

No es moral aceptar que entidades publicas o privadas promuevan acciones individuales de responsables de mayor o menor perfil, simplemente por un interés corporativista.

No soy legalista soy legal, no soy moralista ni amoral y por supuesto no acepto tratos de silencio por una complicidad codiciosa.

IMG_2370

Por ello, quiero ser consecuente como  hasta ahora, no acepto ni chanchullos ni la invitación a chiringos, trabajo por una verdadera difusión de la cultura de la inteligencia, defensa así como los intereses de mi país que no solo es una marca, y con esto, me mantengo en mi trinchera de expresión y denuncia social de aquellos que se aprovechan, enriquecen u obtienen un beneficio de manera indebida, ilegal o subversiva.

Me apasiona mi trabajo, me cultiva aprender de todo el mundo, resulto positivo en mi resolución diaria y de equipo.

Me llamo TONY y no busco que estés de acuerdo, pero si eres uno de ellos, no tienes nada que ver conmigo y te disculpo por no despedirte.