DETECTIVES EN MIAMI

 La distancia entre detectives no es un obstáculo, detectives en el nuevo y viejo continente escenifican su zona de control con las herramientas de conocimiento que se dotan en su experiencia vital profesional, los detectives podremos hablar distintos idiomas con distintas culturas en distintas circunstancias o zonas geográficas, pero al final pienso que el hilo conductor de la comunicación siempre es el mismo.

Los detectives viajeros de ocio programado no tienen que ver con los accidentales de lugares descubiertos y regreso no esperado, los detectives que miran detrás de las cortinas del escenario no tienen que ver con los que se mueven por el mismo , invisibles y asumiendo papeles interpretativos que hilan en perfección con el de la obra de la vida que se representa. Un detective no regresa desde su coche, un detective se ancla en el lugar donde el investigado se tomara la última copa, respirando los susurros del mismo y la soledad del invisible que permanece visible sin riesgo de reconocimiento. Los detectives somos apasionados y por eso nos equivocamos, los detectives sentimos por eso nos quejamos, y los detectives tenemos voz y por eso debemos hacerla respetar. El respeto se confunde con la discreción que se confunde con la clandestinidad que se confunde con el miedo y que se confunde con la vergüenza. Yo no tengo vergüenza en decir lo que soy donde debo decirlo, no tengo interés que se me asocie como tal cuando no actúo ni trabajo como detective y no tengo motivación si mi equipo no la tiene y el objetivo del cliente no la merece, las personas somos fundamentales para crear músculo, fuerza que esta por encima del miedo, miedo que tienen los valientes que no nos amilana ni las condiciones del teatro ni de la escena que debemos intervenir. Querida compi, es un honor conocer a profesionales honestas y autenticas, que respetan lo que ve, y que entiende lo que un ilusionado detective le dice. Me llamo TONY soy DETECTIVE.

GRACIAS, ES UN HONOR DETECTIVESCO.

Sin palabras y abrumado por este detalle de quienes me demuestran con su día a día que se dejan la sangre para hacer de la asociación un elemento de fortaleza y unidad profesional. Gracias compañeros a todos los compañeros por este RECONOCIMIENTO LIMÓN 2017 APDPE.

91930cfd-558c-4fbf-af2f-279e354980e2.jpg

Sin unión no hace fuerza, sin debate no hay acuerdos y sin honestidad no hay credibilidad. Tres elementos maneados que vienen a definir que todos no sobran y nadie no es fundamental. Nadie debe avergonzarse por tomar iniciativas comerciales o mercantiles valientes o arriesgadas, pero sin deslealtad al resto del colectivo; nadie debe ocultarse por intentar hacer surco en el patatal de la vida, pero sin suicidios profesionales que arrastra al fango al resto de la profesión;  nadie debe disculparse por quererse a si mismo, por sentirse orgulloso de su trabajo, de su despacho o de su equipo, pero sin “alter egos” despreciativos o despectivos al resto del colectivo y por último siempre debe existir la confianza que nos merece el mirarnos a la cara, hablar con el alma y sentir con la profesión, pero sin engaños o ficticios compromisos de colaboración no correspondida en su esfuerzo y responsabilidad; en definitiva hacer de este oficio un orgulloso de ser lo que somos, la vida no es un plato de gusto, los platos no se nos sirven en cubiertos de plata y las ostias duelen como amargo resulta la sal al café, o la sacarina al cocido. Me llamo Toni y todos vosotros sois unos pedazos detectives que endulzan la acidez de la vida detectivesca.

DETECTIVES EN MANADA¿?

El feed-back del último post me ha susurrado, la coneXión que tenemos los detectives en la profundidad del mensaje que intento lanzar con palabras. A mi no me pertenece valorar el sentido del mismo, se lanza y se coge al vuelo de la comprensión indagatoria, ha veces se consume y otras se observa. Los detectives somos gente corriente que a veces hace cosas extraordinarias, primero porque hay que sentir cercano el bufido de la vida que te roza y otras porque si no lo haces tu, no lo hace nadie. Todos tenemos una moral y un morral que llenar, no siempre es compatible ambos y las ostias son las que te muestran el camino de la madurez profesional. No debemos coger todo “en manada” no debemos aceptar todo, no tenemos la necesidad de ponernos en riesgo, para aceptar determinados morrales hay que tener la espalda muy ancha, mucho camino andado y mucho prestigio dentro y fuera de la profesión, meternos en charcos es divertido, hasta que sales calado, y si te (calán) “malamente”. Las tip´s se reparten como churros, los diplomas también con las etiquetas de otras formaciones como enganche de recursos, pero detectives hay pocos, que investigan son los menos y que tienen las espaldas anchas muy escasos, comerciales a patadas, vende mantas más y floreros de despacho esos ni nombrarlos ya que hacen de la corrupción su océano. Hay lineas rojas que nadie te puede hacer cruzar de parte, por eso abogamos de oficio porque si por oficio nos lo pide un tribunal si hay que colgarse el morral y hacer oficio de justicia, real y honesta. Me llamo TONY soy detective y si mi conciencia no quiere, en mi libro no se anota y yo lo apunto todo.

DETECTIVES A LA MESA.

Alrededor de la mesa nos encontramos la gente que desea compartir buenos o malos momentos de la vida, una mesa repleta o una mesa vacía de alimentos que ya no resultan tan extraordinarios de paladear, la mesa es una excusa, la mesa no debe contar con puestos preferentes, las mesas de navidad son de sentarse uno junto a otro para oírse y verse, las mesas en definitiva no deberían ser un signo de opulencia. ¿Qué justificación tenemos en quemar un dinero?.

Archivo 21-12-16 6 11 44.jpeg

No me siento élite por ser socio de una asociación repleta de barones/as de estómagos agradecidos, por ello se me cortaría la digestión compartir mesa con quién en todo el año permanece escondido en un agujero oscuro de esta profesión, yo me quedo con el café aguado de una gasolinera cualquiera que caliente comparto con mi compí, antes de que cada uno se dirija por su camino indagatorio, deseándonos PAZ y PAN, hasta el próximo cruce. Me llamo TONY y le deseo Felices Fiestas a todos/as DETECTIVES EJERCIENTES O NO EJERCIENTES, pero DETECTIVES DE CORAZÓN.

DETECTIVE POR NAVIDAD

Mi trabajo me cuesta entender cosas que ocurren alrededor de este planeta indagatorio, mi limite mental no alcanza a explicar lo que maquinan mentes extrañas que mantienen una apariencia de profesión cuando realmente no son nada, me desagrada palpar estructuras organizativas cuyo único objetivo es la captación de una cuota de mercado que se ha convertido en un mercadillo cutre de producto falsificado, llegados a este punto me da pena que gente que acumula años solo puede presumir de su continuada acción de venta rancia de productos trasnochados eso señores míos es lo que se sostiene por parte de las grandes (eso dicen) agencias y estas fechas son las que se marcan como de, alimentar al monstruo que les nutre. Valgan mis palabras solo como denuncia y no gasto más, que se lo gasten ellos en prevengas.

Archivo 30-11-16 8 09 20.jpeg

Yo me quedo con mi gente, la gente que hace de su trabajo un fin, los detectives que vemos las luces navideñas desde nuestro puesto de vigilancia discreto, la gente que recorre España y el mundo privando a los suyos de su espacio doméstico, la gente que es mi gente, los detectives que no cobran por horas, los detectives que no viven por engaño, los detectives que sufren y padecen por la investigación en curso, los detectives que ven a sus jefes en las pistas de paddel o club’s de lobbys, los detectives que se sientan al volante o aguanta la cámara, que hacen la gestión o se lanza a la calle en el seguimiento. Mis compis son detectives y son mi familia también, somos grupo y somos un proyecto. Me llamo TONY y tengo el lujo de ser compi del DETECTIVE que me acompaña.

UNA MANO DE PINTURA

En ocasiones veo informes, no es lo habitual, pero me siento como un profesor que corrige a su alumnado, yo ni soy profesor ni mis compañeros son alumnos por lo que mi papel en muchos casos es la de no caer o la de hacer lo que no se hizo. Las personas somos como cada uno se hace, unos se hacen el sueco, otros se hacen los interesantes y muchos enseñan placa que no cubre la falta de sensatez indagatoria. En ocasiones veo lo que me enseñan, otras veces veo que otros enseñan lo que no me han pedido permiso que deben mostrar, nuestra profesión motiva morbo que viene a ser directamente proporcional a la falta de responsabilidad. Confundir la difusión de la profesión con la propagación del “ego” resulta corto de mira profesional, lo visible en mi profesión no se asocia a la discreción. Si queremos escribir novelas, véndelas por lo que pongan no por lo que representemos el colectivo de detectives en este país. Vender o venderse, salir o salirse de plano, todo una mezcla que hace de este post, un todo menos que un texto de indagación inteligente. No me manoseen la palabra o la profesión de DETECTIVES, con personas de PUNTOROMA o ZARA de rebaja. El libro que debemos escribir los detectives de este país es el de registro y de registro tendrán poco si dedicas tu parte de negocio es ponerte delante del televisor porque tu lo vales.

Captura de pantalla 2016-11-11 a las 18.43.56-imp.jpg

Un trabajo de mano de pintura representa algo superficial de escasa involución profesional, arrimarse es recibir cornadas, el miedo es de valientes porque quién no tiene miedo es porque no se arrima al fuego del encargo con un toro que no conoces y en una plaza que nadie aplaude. Me llamo TONY soy DETECTIVE y de torero tenemos el traje y el gorro que COHEN dejo hoy colgado.

TURNO SOCIAL

En nuestro despacho no se despacha a la gente por razón al saldo bancario, porqué en algunas y dramáticas circunstancias ni existe un número de cuenta. La cuestión no es transmitir seguridad o autoestima cuando salen de él, la misión es salir con el encargo aunque los honorarios no sean los mínimos. Debemos ayudar dentro de nuestras posibilidades y aportar esas horas altruistas en beneficio solidario por ser un turno que nos toca aportar a nuestras conciencias.Las administraciones jamás contemplarán un turno de investigación social o solidaria, por muchos colores cambie el gobierno, sencillamente porque nuestro trabajo consiste en aportar y dar fe en soluciones reales y necesarias. Algunos se pasean por platós de televisión ( sin remuneración) pero con interés, en OPF nos paseamos a cara descubierta por andenes y esquinas por que ese “golfo” ha dejado una familia sin recursos o porque ese abogado a exprimido a esa persona que se encuentra en un callejón sin salida y desesperado sin un duro.

2016-02-18 15.36.19.jpg

Me gusta ser residual en la sociedad que se solidariza, me gusta ser el fondo de armario de la esperanza del que la perdió, me gusta mi trabajo y hago de sus lagrimas mi angustia. No quiero con todo ello decir que todos deban hacer igual, pero gota a gota hacemos un lago y el “karma” sumará en nuestra cuenta de satisfacción.

Me llamo Tony y si ves que le sigo, lo hago por una buena causa, somos detectives y estamos en OPF porque la componemos familias con detective.