CERVEZA Y FRESQUITA.

La vida es como una cerveza, empezamos por SIN ALCOHOL y acabamos consumiendo  HEINEKEN, pero yo me pido el gin-tonic cuando la tapa del libro se cierra y se guarda en un rincón de la estantería del recuerdo, para que coja polvos y olvido.

La cerveza es motivo de encuentro, como la vida se puede consumir deprisa o saborearla con lentitud, se puede tomar una de un trago o por sorbos que solo hace marcar en el vaso las etapas que vivimos incluso los detectives. Los detectives nos bebemos la vida muchas veces solo, o de manera solitaria cuando consumimos el recuerdo mezclado en el elixir del lúpulo asignado. La birra es como el encargo, los hay tostados o un poco tocados y solo para los mas atrevidos los asuntos pueden ser amargos, intensos e inclusos negros como la cerveza, el color no diferencia, son todas cervezas y hay que aceptarlas. Nos tomamos las birras con quién queremos, y con ellos hasta mil pueden caer, la vida se consume en compañía o en soledad depende el momento, los detectives bebemos cervezas en solitario cuando necesitamos oírnos a nosotros mismos y mirar por el cristal el otro lado de la vida profesional, con ello decidiremos si la realidad depende del cristal o del número de birras que llevamos y que nos sirve en muchos casos para el valor al miedo, el olor al fracaso o incluso al color del dinero.

bf4199bb-e0c7-47c7-b313-0ce451cf6972.jpg

La amistad se acomoda al brindis con cerveza, las miradas entre detectives se agrupan al color de la espuma, las sonrisas se dibujan con el rastro de la misma espuma, la complicidad se genera en la verdad de las cervezas, a cuanta más, mayor verdad y menos careta ya que uno se va de cañas con sus amigos, no con desconocidos, se va con colegas y no con los contrarios porque las cervezas son rubias y morenas, tostadas y de trigo, españolas o extranjeras, pero al final es cerveza y la puta vida es una cerveza que bebamos en jarra grande o vaso de caña, nos da lo que otros nos niegan y no es otra cosa más que libertad. Me llamo TONY y soy detective y miembro de la comunidad cervecera.

Anuncios

FAMOSO OBJETIVO

Los personajes públicos se someten a diario a la evaluación del gran público o al patíbulo de la prensa sensacionalista, titulares sin cuerpo, noticias sin argumentos son caldos de cloacas, una brillante carrera deportiva, artística o incluso personal puede truncarse en cuestión de segundos, y una vez perdido no se recobra jamás como el honor que reza en las casas cuarteles.

Los detectives manejamos estas crisis o hacemos prospectiva de ella adelantándonos en cualquier caso a los acontecimientos debidos que destruyen al personaje y a la persona, no contamos con un método científico, ni un protocolo normalizado, solo la intuición y capacidad profesional puede vencer a este demonio que se introduce en la zona de confort del personaje público.

La dignidad, el buen nombre así como el prestigio no se otorgan en los estrados saturados de carnaza mediática, tampoco en los foros del silencio cómplice ni cautivo.

Captura de pantalla 2018-09-12 a las 9.09.13.png

Los detectives acompañamos digitalmente al cliente, y personalmente le atiende con un análisis efectivo de las amenazas que podría derrocar las vulnerabilidades del VIP o persona que hace de su nombre su base viral.

Con frialdad acometemos situaciones, con sagacidad mi equipo se adelanta en los escenarios que son amenaza o carne de cañón del cliente, encapsular es proteger y prever es mas barato que tapar agujeros que solo nos desangran como seres humanos o jurídicos. No te fíes de robot sin alma, software sin corazón o pantalla sin consejos; por todo eso te digo que mi equipo ha entrado para quedarse y que los que gozan de nuestro concurso, con nosotros sigan intactos. Me llamo TONY y soy detective.

 

DETECTIVES EN LAS NUBES.

Manuel sospecha que el escribiente pone lo que el detective piensa, pero el detective construye en base a lo que vive, y con vivir solo sale del detective expresiones que vomitamos en forma de texto y que textualmente nos ajusta a ley y con la ley trabajamos tanto el equipo de Manuel y nosotros en las pericias que dan verdad y certeza a cualquier HASH si lo refleja Lazarus, y que aportamos en testimonio si confías en OPF y en ambos casos para destapar o relucir el escenario que existió, tanto Lazarus como OPF, reconstruimos por vocación, devoción y profesionalidad, nos hacemos grandes por lo que nos rodea y porque siempre serán mejores y más fuertes si el equipo esta preparado, listo y dispuesto.

drone-2816244__340.jpg

OPF no solo explora nuevas opciones tecnológicas que mejoran el resultado del compromiso del cliente, innovamos y encontramos profesionales que destacan y son referencias por el buen hacer y mejor actuar en sus campos, para aportar un resultado profesional, tenemos el escáner 3D de FARO que nos hacen singulares y únicos en nuestro sector, el cliente se favorece de la certeza del dato dimensional, y como lo obtenemos es desde la tierra y a partir de ahora desde el cielo, y esto nos hace tocar el cielo de la investigación privada en este país, con amigos que nos hacen volar con garantías, nos hacen llegar al punto de vista al que nadie alcanza y con ello damos HASH al escenario primario y final de cualquier entorno por infinito que parezca, estamos ilusionados pero a la vez preocupados por perfeccionar para dotar a los tribunales de la pruebas que acercan la verdad del cliente y por supuesto de lo justo por encima de lo injusto. Me llamo TONY y soy detective con alturas de miras.

DETECTIVES REFUGIADOS.

Refugiados bienvenidos, como la chicharra de mi chino que cuando cruzo el umbral de la tienda me dice HOLA BIENVENIDO, como también coincide con la alocución del coche eléctrico que me recibe por las mañanas antes de sacar la llave de la guantera y me dice… HOLA BIENVENIDO, y mira que hasta Carmen sabe que no me llamo Bienvenido. Las voluntades políticas positivas son buena para el país, los gestos positivos también, pero detrás del gesto tiene que existir una acción, la reacción es buena, pero no frivolicemos sobre los seres humanos como aquel que pone un “refugiado” en casa, pero de otro.

Los detectives somos gente que recoge refugios de hechos para hacerlos un bien social, al estafador le ponemos en su foco como defraudador, al vivo le acortamos su longeva actividad de engaño y a las personas que necesitan de una información que pueda decantar la balanza de la justicia precisamente hacia la propia justicia, yo en este último aspecto me siento agusto , se que resultamos toscos cuando somos directos, somos extremos cuando presenciamos abusos, por esto y por todo ello los gestos a veces confunden  lo que existe y revelamos hay como autentico, y la verdad, lo cierto  es lo que mamamos los detectives que piensan en POSITIVO y como tales. Me llamo Tony y soy detective.

DETECTIVES EN MIAMI

 La distancia entre detectives no es un obstáculo, detectives en el nuevo y viejo continente escenifican su zona de control con las herramientas de conocimiento que se dotan en su experiencia vital profesional, los detectives podremos hablar distintos idiomas con distintas culturas en distintas circunstancias o zonas geográficas, pero al final pienso que el hilo conductor de la comunicación siempre es el mismo.

Los detectives viajeros de ocio programado no tienen que ver con los accidentales de lugares descubiertos y regreso no esperado, los detectives que miran detrás de las cortinas del escenario no tienen que ver con los que se mueven por el mismo , invisibles y asumiendo papeles interpretativos que hilan en perfección con el de la obra de la vida que se representa. Un detective no regresa desde su coche, un detective se ancla en el lugar donde el investigado se tomara la última copa, respirando los susurros del mismo y la soledad del invisible que permanece visible sin riesgo de reconocimiento. Los detectives somos apasionados y por eso nos equivocamos, los detectives sentimos por eso nos quejamos, y los detectives tenemos voz y por eso debemos hacerla respetar. El respeto se confunde con la discreción que se confunde con la clandestinidad que se confunde con el miedo y que se confunde con la vergüenza. Yo no tengo vergüenza en decir lo que soy donde debo decirlo, no tengo interés que se me asocie como tal cuando no actúo ni trabajo como detective y no tengo motivación si mi equipo no la tiene y el objetivo del cliente no la merece, las personas somos fundamentales para crear músculo, fuerza que esta por encima del miedo, miedo que tienen los valientes que no nos amilana ni las condiciones del teatro ni de la escena que debemos intervenir. Querida compi, es un honor conocer a profesionales honestas y autenticas, que respetan lo que ve, y que entiende lo que un ilusionado detective le dice. Me llamo TONY soy DETECTIVE.

GRACIAS, ES UN HONOR DETECTIVESCO.

Sin palabras y abrumado por este detalle de quienes me demuestran con su día a día que se dejan la sangre para hacer de la asociación un elemento de fortaleza y unidad profesional. Gracias compañeros a todos los compañeros por este RECONOCIMIENTO LIMÓN 2017 APDPE.

91930cfd-558c-4fbf-af2f-279e354980e2.jpg

Sin unión no hace fuerza, sin debate no hay acuerdos y sin honestidad no hay credibilidad. Tres elementos maneados que vienen a definir que todos no sobran y nadie no es fundamental. Nadie debe avergonzarse por tomar iniciativas comerciales o mercantiles valientes o arriesgadas, pero sin deslealtad al resto del colectivo; nadie debe ocultarse por intentar hacer surco en el patatal de la vida, pero sin suicidios profesionales que arrastra al fango al resto de la profesión;  nadie debe disculparse por quererse a si mismo, por sentirse orgulloso de su trabajo, de su despacho o de su equipo, pero sin “alter egos” despreciativos o despectivos al resto del colectivo y por último siempre debe existir la confianza que nos merece el mirarnos a la cara, hablar con el alma y sentir con la profesión, pero sin engaños o ficticios compromisos de colaboración no correspondida en su esfuerzo y responsabilidad; en definitiva hacer de este oficio un orgulloso de ser lo que somos, la vida no es un plato de gusto, los platos no se nos sirven en cubiertos de plata y las ostias duelen como amargo resulta la sal al café, o la sacarina al cocido. Me llamo Toni y todos vosotros sois unos pedazos detectives que endulzan la acidez de la vida detectivesca.

DETECTIVES EN MANADA¿?

El feed-back del último post me ha susurrado, la coneXión que tenemos los detectives en la profundidad del mensaje que intento lanzar con palabras. A mi no me pertenece valorar el sentido del mismo, se lanza y se coge al vuelo de la comprensión indagatoria, ha veces se consume y otras se observa. Los detectives somos gente corriente que a veces hace cosas extraordinarias, primero porque hay que sentir cercano el bufido de la vida que te roza y otras porque si no lo haces tu, no lo hace nadie. Todos tenemos una moral y un morral que llenar, no siempre es compatible ambos y las ostias son las que te muestran el camino de la madurez profesional. No debemos coger todo “en manada” no debemos aceptar todo, no tenemos la necesidad de ponernos en riesgo, para aceptar determinados morrales hay que tener la espalda muy ancha, mucho camino andado y mucho prestigio dentro y fuera de la profesión, meternos en charcos es divertido, hasta que sales calado, y si te (calán) “malamente”. Las tip´s se reparten como churros, los diplomas también con las etiquetas de otras formaciones como enganche de recursos, pero detectives hay pocos, que investigan son los menos y que tienen las espaldas anchas muy escasos, comerciales a patadas, vende mantas más y floreros de despacho esos ni nombrarlos ya que hacen de la corrupción su océano. Hay lineas rojas que nadie te puede hacer cruzar de parte, por eso abogamos de oficio porque si por oficio nos lo pide un tribunal si hay que colgarse el morral y hacer oficio de justicia, real y honesta. Me llamo TONY soy detective y si mi conciencia no quiere, en mi libro no se anota y yo lo apunto todo.