ARTISTA, QUIERO SER ARTISTA

La pluma es la lengua de la mente. El QUIJOTE.

Si me preguntas, quién es el artista, te digo que el artista eres tu, porque hacer es convencer, artista que has nacido o te lo creas, papeles con marcas que ni el agua las borra, el folio mojado de ilustrado estructurado de expresiones vacías, valor para subir al escenario para no actuar siquiera de un papel que ni el autor se conoce, porque para que me cuentes un cuento, digo yo que al menos tendría que tener argumento. Ser o no ser, artista con arista o romo con doma de salón, rebaño sin pastor, perro sin alimento,  artistas somos que ni sabemos contar, porque para contar hay que saber con quién se cuenta, descontado de la cifra final. Malabares de platea o simplemente de salón, todo un artista de teatro sin público y aplausos enlatados.

Esta profesión tiene un poco de artista como los trabajadores de Balay, un poco ti y un poco de mi, cada día menos eso si, cada instante mas piñones, con los mismos huesos en las mismas tablas, no me los llames artistas, que no lo son, (son) el reparto que sabemos de memoria de títulos con naftalina,  setas de las humedad del bosque, que abona el cielo que no vemos.

Ni el artista se entiende cuando habla para que cada uno coja del aire, el sentido que acuchilla su sentimiento de artista, y si te libras es porque nada cuentas,   como el mensaje ausente de papel de envoltorio o de papelera nocturna, si me entiendes, me lo dices, si me has captado la idea, cuéntamelo, porque tanto que explicar para no decir nada y rellenar lo que el artista se presenta, que para serlo, estamos todos apuntados, verse es no creerse, ya lo dice “Rocky” o no,  y por ese mismo oído te menciono que  bajito te digo, que me llamo Tony y soy detective.

COMITE DE SABIOS QUE SABIAN ¿LEER?.

Todo hay que reducirlo al absurdo, esto es claro, hay que limar el ruido, expulsar los bloqueos y entre tanto, mirar las fases antes del encuentro para que no volvamos a ver siempre de lejos o de cerca, pero a partir de ahora, con distancia social.

Merecemos la pena por lo que sentimos, alguien dijo que uno cuando se mira a si mismo se ve que no es nadie, pero si te comparas, ay si te comparas, eso es otra cosa, aunque dicen siempre que las comparaciones son odiosas.

En esta nueva etapa necesaria, creo que existirán las tensiones propias de profesiones que cuentan un nicho común, guerrillas entre iguales para venderse barato, mercadillo de aptitudes que no evalúan, que no ajustan, que pienso que en verdad te esclaviza y creara miseria entre el mercado de la basura, podría hablar de nuestro sector, pero no es nada distinto al resto de las vidas laborales, empresariales e incluso sectoriales, por lo que el avispero del concentrado néctar, será escaso y caro su consumo.

No hubo primavera, nos perdimos los despertares, la adrenalina de las flores, y sobre todo nos perdimos un poco de algo, para encontrar mucho de lo que carecíamos, todo en cualquier caso dependerá si este tiempo te ha servido para algo, has visto algo que antes no apreciaste.

Este país tiene su aquél, tiene sus detalles que a veces duelen, pero que confieso hemos echado de menos, yo por lo menos quiero diversidad, quiero libertad y exijo lo que hasta ahora soñaba, un poquito de esto y un poquito de lo otro, por que los detectives como el resto queremos decir en alto  a quién nos escuche,  que necesitamos un debate profundo y sincero de la profesión, recuperar la palabra vedada durante años por el copamiento de las estructuras aleccionadoras, oír al mudo, escuchar al sordo, mirar al confinado, porque los confinados reales estamos en jaulas de opinión, cotos de silencio y cadenas de correo a la espera de respuesta, una respuesta que se niega por parte del que parte con terror, con silencios de pánicos y de escondites extraños en foros tóxicos,  que justificaran por el escudo social, que para eso hay distancia y lo absurdo viene ahora.

Como los detectives somos de conclusiones, cual es la lección que nos ha dado la vida, pues que el comité de sabios, no sabe leer, que los colegios profesionales y asociaciones están a al altura de los gobernantes, y que desde nuestra parcela empresarial nos prima interpretar lo correcto y no seguir la estela de los que dicen que estamos ante una carpeta… del color que quieran que veamos.. Os recomiendo el video sobre el POSITIVISMO que esta vez no es musical.

Os suena la debilidad, la presión, el querernos en un evento todos pendientes de la voz del amo, la transcripcion del video esta en catalán para que llegue a tod@s.

Soy el hijo de VICTORIA, y ahora sigo siendo detective, porque mañana no me lo asegura nadie.

VAMOS, VAMOS, VAMOS

Os voy a contar una cosa, cuando escribo, lo hago del tirón, vomito las palabras del pensamiento real a tiempo extra, no cocino ni maquillo, es lo que deseo pensar sin pensar, y eso es real.

Os pensaba contar otra cosa, que siempre vemos con responsabilidades a quienes no merecen ni escuchar como correligionarios, no pensamos en el mismo planeta indagatorio, ya que ni tienen claro lo suyo, como para hacerlo a los demás, hay que leer e interpretar, hay que medir la línea y sobre todo, no hablar en nombre del resto simplemente por un compromiso de buen rollo.

Os suponía que contar igualmente que los detectives al ser testigos de la vida, molestamos, los detectives sabemos que es teatro y fachada, verdad o mentira, manipulación o rigurosidad,  y eso no interesa, los detectives en su mayoría ajenos a redes y focos, mantenemos una posición discreta y regular de compromiso y eso no es glamuroso para algun@s que lejos de pensar ser mejores y mas formados, se optimizan en aparecer con postureos absurdos de cuestiones que no pegan, dicen que la ignorancia es muy valiente, y que el vértigo no existe, pues nada de esos cuanto mas lejos mejor.

Os digo que sí voy a contar que uno quiere “flipar” con el frescor de la mañana, que uno quiere volver al “no me lo puedo creer” de quién importa, que uno desea escuchar el “que pasa” del día que comienza con dureza pero con ilusión, o el siempre sorprendente ¿qué has roto?, de quienes saben de tu corazón mas que de tu cabeza, de tu sangre más que de tu capacidad, de uno que mantiene el molde que todos mantenemos.

Os quiero contar que contamos lo que hemos sembrado, si no nos necesitan pues nada, ellos se lo pierden, pero gritar sin que te escuchen solo hace rompernos los oídos a los demás, por todo ello solo queda seguir confinado y mudo, para no ser molesto, los pensamientos únicos proliferan como amansados titulares profesionales, la religión de la verdad y la transparencia en esta profesión no se profesa.

Os debería contar las cosas como son, pero ¿para que?, cada uno al final se caerá en cada casilla virtual de la vida que siembra, mientras nos preocupamos mas en sustituir que en hacer, mas preocupados en repetir que en innovar, mas ocupados en joder que en construir.

Os tengo que contar que contamos las horas que faltan del reloj de nuestra oculta, de nuestra óptica montada, de nuestra gestión por hacer, de nuestro subterfugio por arrancar, los nervios de quién vuelve a plantearse como reto personal el subir a la platea del trabajo, miramos todo ahora desde el confinamiento con nostalgia pero con esperanza.

Os tendría que contar mucho de lo suyo, de lo tuyo o de lo nuestro, pero creo que cada uno debe escribir su post personal sincero de la obra que no se compra, del libro que no se escribe, pero con el alma del informe que si se redacta.

Os cuento que soy detective, que tengo claro lo que tengo que hacer, y trabajar, que traslado la claridad a quién me pregunta y escucha, la misma que tengo en mi trabajo que cobro porque lo tengo, porque compensa lo que se obtiene, no lo que se vende, por todo ello  no me dejo arrastrar por quienes gozan de un interés del que yo no quiero contar.

Os contaría mas, pero dejaremos de vomitar frases, para escucharnos desde la responsabilidad, desde el compromiso con el cliente, y por supuesto desde nuestra conciencia que solo dice que hagamos lo que tenemos claro, que sepamos lo que hacemos y sobre todo, que nadie te diga el camino que solo alguien ve. Me llamo Tony y si, soy detective privado, asi que te digo “que me estas contando”.

SOY DETECTIVE¿?.

Me mantengo fuera de las redes sociales, de los grupúsculos de chat que muchos miran en la profesión y los mismos hablan, fiscalizan, instruyen o incluso insultan se enredan o se vienen arriba dentro de la pasión del momento, yo fui uno de ellos y decidí un buen día que alejándome de ellos ganaba en tiempo así como dedicación a mi pasión. OPF

 

La pasión, muerte y resurrección del que cada uno de manera limpia debe de creer, la creencia en valores y sobre todo en ser consecuentes, como dirían a Manolete, sino sabes torear para que te metes, pues eso, aquí hay mucho personal que se compra un traje de luces pero lo de torear (poco), lo de hacer profesión (nada) pero dar lecciones (todas).

Por lo que al hilo del enunciado, ¿qué somos?, ¿qué esta pasando? , ¿qué hacemos?, las respuestas las podéis leer de algunos en los chat, que aconsejan como delinquir dentro de la profesión, otros que callando asienten con su silencio, otros con tarjetas de visitas que solo hacen visitar para pillar , toda una realidad, una selva que todo vale, que no pasa nada… hasta que pasa. Y desde OPF DETECTIVES lo advertimos.

Captura de pantalla 2019-04-20 a las 20.23.43.png

Ser detective es una putada y mas si te gusta, no desenganchas ni un segundo, abandonas todo y todos por tu quehacer, tu crecer y por tu prospectiva de querer seguir  y sentir haciendo profesión, y con ello estamos. No somos expertos de nada pero acudimos a los foros de los mismos, con el convencimiento de que nos levantaremos a medias porque nada se aporta y si mucho se vende, venderse o vender… esa es la cuestión de todo profesional, ser detective no es hacer de detective, ni ejercer como tal, tampoco lucir el palmito sin poder dar una solución al bufete atascado, la empresa con problemas o el particular en apuros, porque rellenar la agenda de colaboraciones es trabajar, de manera exacta a la de otras profesiones, y por eso existe en este gremio tanto intrusismo, porque el intrusismo es para la profesión lo que a Villarejo para la justicia, un grano con el que convives y lo disimulas con maquillaje. Los focos no alumbran mas allá del objetivo de la cámara y a mi como detective me gusta estar detrás del foco, porque la profesión se hace en silencio, con respeto y vocación de servicio, pero sin olvidar que los cumplimientos deben ser la mejor garantía de que esta claro que no somos espías, ¿o si?, no somos policías, ¿o si?, ni somos visionarios, ¿ o sí?. Creo sinceramente que los juegos son peligrosos y jugar a lo que no eres solo hace que como Manolete salgas corneado y luego vendrás al Chat a llorar y buscar la solidaridad que tu torpeza te ha empitonado.  Porque OPF DETECTIVES ANALISTAS es mi pasión y mi amante, es por lo que una vez te digo, que si me lees sabes que: Me llamo TONY y ni en semana santa dejamos de ser lo que somos, DETECTIVES.

COCIDOS DE FRIO.

Muchos los debates, muchas las sensaciones y mas las interpretaciones que tenemos en los chat´s los detectives oyentes que en foros concretos comparten opinión o datos que aportan conocimiento. Muchas son las chispas y menos las conversaciones que se llevan a cabo para entender el momento. Al detective hay que conocerlo, hay que tratarlo y por supuesto hay que oírlo, con “palabros” de telegram o marcas de letras en wasap que no son motivo de interpretar al que escribe.

Captura de pantalla 2018-10-30 a las 15.22.59.png

Los detectives pasamos frío, pasamos miedo y pasamos pánico en nuestro cumplimientos personales, empresariales, sociales e incluso fiscales, por eso al detective que incrusta expresiones hay que sentir como se siente, porque los detectives no somos una tarifa plana de datos, no somos un Nick resuelto a contribuciones, no somos en definitiva a nada que se le parezca a lo normal. La soledad del coche, de la troncha, de la redacción en un Hostal de carretera, a la reflexión que llevamos en la conducción por cualquier carretera es suficiente para meditar, pensar y reflexionar de las calenturas que afloran y que son normales, lo enfermizo sería lo que nos traguemos siempre todo porque si. Los detectives (algunos/as) nos equivocamos porque hablamos y decimos nuestras verdades, al padecerlas y al sangrarlas por lo que si un compañero se calienta solo cabe preguntarle, ¿qué tal? porque ni cuesta dinero ni te roban el tiempo que si regalas y le dedicas a mirar el chat, porque nuestra voz llega hasta a las islas afortunadas, por fortuna y con permiso del intruso no deseado y mal visto perseguido. Me llamo Tony y soy detective, por tanto si me entero de tu intrusión a mi profesión, te denuncio.

 

TIP sin DON, cojones en latín.

Cuando la envidia florece, un gatito muere en internet, y de eso hay y mucho en esta profesión, todos pensamos que la hemos inventado, todos hacemos lo mejor del mundo virtual detectivesco y todos nos vemos mejor en el espejo de lo que realmente nos devuelven como imagen el citado reflejo. Somos lo más de los más, detectives del planeta tierra y de otras galaxias, unos por su éxito empresarial que en muchos casos se corresponde con prevengas o artimañas de mediación de pistoleros sicarios de la tramitación o mutualismo y otros por el apadrinamiento policial del amigo del camino que todo se lo hace y luego esta la clase dominadora de cuyo conocimiento nace la fuente del adoctrinamiento sectorial que solo responde a “egos” o sentidos dignos a tratar por un psicólogo, pena que solo hace redundar en todo esto la falta humildad, ciencia con sentido social de adaptabilidad del entorno que nos movemos, ¡vitolas asociativas de tarjeta comercial se abren como medio pobre de conquista empática que demuestran un revolcón absurdo de situaciones que planean mas pena que gloria! A lo que añado, contigo la cerveza no la comparto solo con mis “compis”. Porque la publicidad puede resultar engañosa incluso entre nosotros mismos, porque leales a la profesión, al fisco, al consumidor e incluso al objetivo, los hay pero hay que buscarlos por debajo de la capa ilustrada, hablar es manifestar y decir es hablar sin alma, por lo que la palabra como el silencio pueden ser puñales o flores, y si tienes TIP ponlo en tu publicidad porque ni eres un espía, ni un Villarejo de la alcantarilla de este país.

6aa65a26-9ec2-4885-bcb4-c7c29ab9cd56.jpg

Personalmente como detective me tapo mis vergüenzas, me reconozco mis errores y sobre todo me marco en la línea del aprendizaje para difundir la experiencia vital que solo el que se sabe guardar el “culo” puede hablar de traseros limpios. Mis cervezas se comparten con quién se equivoca pero entiende y escucha, mi abrazo para el que no lleva puñal y mi luz para el que no pretende apagar la de los demás y sobre todo no vale pedir perdón como estrategia después de siempre una acción deliberada de un desprecio ajeno que ya por reiterado resulta del todo preocupante para la salud mental, porque hay detectives que todavía no saben que la TIP no es nobiliaria ni se hereda, solo se trabaja con esfuerzo y ahínco pasando por la universidad.

f29f3b57-7d35-4c18-a267-944cab378c03.jpg

Y a otro hilo de la actualidad detectivesca desde el SUR de este país y como testigo “la giralda” vemos como hecho extraordinario lo que hace tiempo pedíamos por desidia del control policial en la profesión, por el que ya empezamos a descubrir caretas de gente que llora y se lo lleva calentito con TIP pero sin estar de Alta, detectives “FULL” que insultan pero sin libro de registro, “FAKES” que presume en su perfil de que es detective pero no explica que lo es de diploma y así un largo elenco de “jetas” en sus múltiples caretas, iba a felicitar al CNP ya que empiezan a marcar a esos falsos detectives que solo hacen embarrar esta bendita profesión y que algunos (seguro) sigue en los chats, llenándoseles la boca de profesión de la que ni el olor lo tienen ni el perfume les cubre. Pero añado a esto mi protesta y crítica acompañada de que no es justo que no se sancione si descubren el engaño, porque el policía debe cumplir con su deber, no es juez con parte y resetear a capricho. Me llamo y soy detective con el cumplimiento legal que se puede ver en la web aunque a unos les joda porque ellos no puedan exponerlo.

CRISTAL

Transparencia, lealtad y sobre todo honestidad, son elementos que todo representante debe mantener para mantenerse, eso o rodearte de amiguetes que se repartan el pastel de la excelencia, esto me recuerda al CUELGA TU, NO CUELGA TU, cuando dos novios disputaban quien colgaba por quedar patente el interés demostrado en dejar de escucharse o renunciar a oírse. Creo que lo comercial en esta profesión es el fondo de toda la cuestión, vender y venderse, mas allá de la valia o el esfuerzo en innovación, todo un recorrido corto de indagación que hace de la troncha o el seguro su razón de existencia, y como cada año hay mas TIP y por tanto menos tronchas, todos quieren al becario o colaborador que haga el trabajo mientras ellos siguen rodeados de palmeros que autopoclaman que son ellos los salvadores de la profesión, gente que por otra parte ni sabe lo que es la ley ni buscan honestamente ni cumplirla ni avanzar en dar seguridad al trabajo que manejamos y los datos que administramos.

20170910_122237.jpg

Pelo y medio y moco seco, sin fichero inscrito y con mas interés en lo que se maneja en tascas que lo que se entiende en juzgados. Mi película afortunadamente es otra, por mi camino circulo prácticamente solo, y eso me permite disfrutar del paisaje de la profesión y que el destino será seguro sin miedo a que nadie me haga en la ruta una maniobra peligrosa y temeraria , en mi web he colgado los documentos que certifican la seguridad de mis palabras y la conciencia de mis clientes ya que tengo la política de transparencia que otros carecen, me llamo TONY y soy DETECTIVE.