COCIDOS DE FRIO.

Muchos los debates, muchas las sensaciones y mas las interpretaciones que tenemos en los chat´s los detectives oyentes que en foros concretos comparten opinión o datos que aportan conocimiento. Muchas son las chispas y menos las conversaciones que se llevan a cabo para entender el momento. Al detective hay que conocerlo, hay que tratarlo y por supuesto hay que oírlo, con “palabros” de telegram o marcas de letras en wasap que no son motivo de interpretar al que escribe.

Captura de pantalla 2018-10-30 a las 15.22.59.png

Los detectives pasamos frío, pasamos miedo y pasamos pánico en nuestro cumplimientos personales, empresariales, sociales e incluso fiscales, por eso al detective que incrusta expresiones hay que sentir como se siente, porque los detectives no somos una tarifa plana de datos, no somos un Nick resuelto a contribuciones, no somos en definitiva a nada que se le parezca a lo normal. La soledad del coche, de la troncha, de la redacción en un Hostal de carretera, a la reflexión que llevamos en la conducción por cualquier carretera es suficiente para meditar, pensar y reflexionar de las calenturas que afloran y que son normales, lo enfermizo sería lo que nos traguemos siempre todo porque si. Los detectives (algunos/as) nos equivocamos porque hablamos y decimos nuestras verdades, al padecerlas y al sangrarlas por lo que si un compañero se calienta solo cabe preguntarle, ¿qué tal? porque ni cuesta dinero ni te roban el tiempo que si regalas y le dedicas a mirar el chat, porque nuestra voz llega hasta a las islas afortunadas, por fortuna y con permiso del intruso no deseado y mal visto perseguido. Me llamo Tony y soy detective, por tanto si me entero de tu intrusión a mi profesión, te denuncio.

 

Anuncios

TIP sin DON, cojones en latín.

Cuando la envidia florece, un gatito muere en internet, y de eso hay y mucho en esta profesión, todos pensamos que la hemos inventado, todos hacemos lo mejor del mundo virtual detectivesco y todos nos vemos mejor en el espejo de lo que realmente nos devuelven como imagen el citado reflejo. Somos lo más de los más, detectives del planeta tierra y de otras galaxias, unos por su éxito empresarial que en muchos casos se corresponde con prevengas o artimañas de mediación de pistoleros sicarios de la tramitación o mutualismo y otros por el apadrinamiento policial del amigo del camino que todo se lo hace y luego esta la clase dominadora de cuyo conocimiento nace la fuente del adoctrinamiento sectorial que solo responde a “egos” o sentidos dignos a tratar por un psicólogo, pena que solo hace redundar en todo esto la falta humildad, ciencia con sentido social de adaptabilidad del entorno que nos movemos, ¡vitolas asociativas de tarjeta comercial se abren como medio pobre de conquista empática que demuestran un revolcón absurdo de situaciones que planean mas pena que gloria! A lo que añado, contigo la cerveza no la comparto solo con mis “compis”. Porque la publicidad puede resultar engañosa incluso entre nosotros mismos, porque leales a la profesión, al fisco, al consumidor e incluso al objetivo, los hay pero hay que buscarlos por debajo de la capa ilustrada, hablar es manifestar y decir es hablar sin alma, por lo que la palabra como el silencio pueden ser puñales o flores, y si tienes TIP ponlo en tu publicidad porque ni eres un espía, ni un Villarejo de la alcantarilla de este país.

6aa65a26-9ec2-4885-bcb4-c7c29ab9cd56.jpg

Personalmente como detective me tapo mis vergüenzas, me reconozco mis errores y sobre todo me marco en la línea del aprendizaje para difundir la experiencia vital que solo el que se sabe guardar el “culo” puede hablar de traseros limpios. Mis cervezas se comparten con quién se equivoca pero entiende y escucha, mi abrazo para el que no lleva puñal y mi luz para el que no pretende apagar la de los demás y sobre todo no vale pedir perdón como estrategia después de siempre una acción deliberada de un desprecio ajeno que ya por reiterado resulta del todo preocupante para la salud mental, porque hay detectives que todavía no saben que la TIP no es nobiliaria ni se hereda, solo se trabaja con esfuerzo y ahínco pasando por la universidad.

f29f3b57-7d35-4c18-a267-944cab378c03.jpg

Y a otro hilo de la actualidad detectivesca desde el SUR de este país y como testigo “la giralda” vemos como hecho extraordinario lo que hace tiempo pedíamos por desidia del control policial en la profesión, por el que ya empezamos a descubrir caretas de gente que llora y se lo lleva calentito con TIP pero sin estar de Alta, detectives “FULL” que insultan pero sin libro de registro, “FAKES” que presume en su perfil de que es detective pero no explica que lo es de diploma y así un largo elenco de “jetas” en sus múltiples caretas, iba a felicitar al CNP ya que empiezan a marcar a esos falsos detectives que solo hacen embarrar esta bendita profesión y que algunos (seguro) sigue en los chats, llenándoseles la boca de profesión de la que ni el olor lo tienen ni el perfume les cubre. Pero añado a esto mi protesta y crítica acompañada de que no es justo que no se sancione si descubren el engaño, porque el policía debe cumplir con su deber, no es juez con parte y resetear a capricho. Me llamo y soy detective con el cumplimiento legal que se puede ver en la web aunque a unos les joda porque ellos no puedan exponerlo.

CRISTAL

Transparencia, lealtad y sobre todo honestidad, son elementos que todo representante debe mantener para mantenerse, eso o rodearte de amiguetes que se repartan el pastel de la excelencia, esto me recuerda al CUELGA TU, NO CUELGA TU, cuando dos novios disputaban quien colgaba por quedar patente el interés demostrado en dejar de escucharse o renunciar a oírse. Creo que lo comercial en esta profesión es el fondo de toda la cuestión, vender y venderse, mas allá de la valia o el esfuerzo en innovación, todo un recorrido corto de indagación que hace de la troncha o el seguro su razón de existencia, y como cada año hay mas TIP y por tanto menos tronchas, todos quieren al becario o colaborador que haga el trabajo mientras ellos siguen rodeados de palmeros que autopoclaman que son ellos los salvadores de la profesión, gente que por otra parte ni sabe lo que es la ley ni buscan honestamente ni cumplirla ni avanzar en dar seguridad al trabajo que manejamos y los datos que administramos.

20170910_122237.jpg

Pelo y medio y moco seco, sin fichero inscrito y con mas interés en lo que se maneja en tascas que lo que se entiende en juzgados. Mi película afortunadamente es otra, por mi camino circulo prácticamente solo, y eso me permite disfrutar del paisaje de la profesión y que el destino será seguro sin miedo a que nadie me haga en la ruta una maniobra peligrosa y temeraria , en mi web he colgado los documentos que certifican la seguridad de mis palabras y la conciencia de mis clientes ya que tengo la política de transparencia que otros carecen, me llamo TONY y soy DETECTIVE.

 

 

Tercera Dimensión

Vértigo o mareos, es lo que le da a uno cuando toma decisiones de inversión de material, ser detective es ser emprendedor, ser empresario es tomar decisiones y ser enamorado de tu trabajo es ser arriesgado en inversiones.Si tomamos la profesión como un elemento de ocupación retributiva pues nos dedicamos a esto como todo el mundo, por dinero, ojo que no quiero decir que el aire es nuestro elemento monetario, pero lo cierto que somos pocos los que devolvemos en inversiones lo que el cliente nos aporta en confianza. Es curioso comprobar que los medios que utilizan los compañeros en buena medida resultan o se convierten en unos clásicos, toda una proeza de conservación “vintage”. Es gracioso que los compañeros pretendan ser reconocidos de 1º línea cuando no han invertido mas de dos dígitos a un material profesional actual y si en “gadget” de Kiosco. La era 2.0 y 3.0 esta aquí y no conozco despacho que innove o investigue como lo hacemos nosotros en medios para la aplicar en el diario indagatorio, un esfuerzo a veces reconocido a veces criticado como excesivo para la situación de crisis actual.

lee-romao-diseños-3D-hoot.jpg

En mi despacho el material es de primera, los resultados a veces se acompañan con ello pero el factor humano es determinante para recoger con seguridad la apuesta del servicio encomendado. El material es materia que a veces falla, pero esto no es justificación para un fallo ya que con ello debemos contar. Miedo o vértigo serían las palabras que podrían definir el nuevo reto de inversión, pero yo las defino como ilusión y expectación por lo que nos avecina y vamos a incorporar a nuestro fondo de material que nos hará únicos y singulares. Me llamo TONY y en OPF estamos a punto de romper barreras en el mundo de los detectives.

IDENTIDAD PROTEGIDA

¿Es bueno o es malo ser conocido?, ¿es bueno o es malo? que un detective sea en definitiva visible, ¿que es bueno o es malo?. Ayer tuve una agradable e interesante comida con un buen amigo y excelente comunicador así como persona influyente por la claridad de exposición y buen hacer sobre la transparencia en este país. Al final de la misma queríamos perpetuar nuestro encuentro con un selfie, pero optamos por quedarnos con el abrazo, ya que a nadie tenemos que demostrar nada.

Al hilo de la visibilidad veo con buenos ojos y atención los momentos que aportan en dar la difusión de nuestra profesión a muy buenos profesionales de mi actividad detectivesca, son gente comunicativa y que pueden “enganchar” simpatías y respeto por parte del público. Pero esto luego realmente ¿nos beneficia?, pues lo siento pero no tengo la respuesta, pero si el respeto por estos comunicadores.Dentro de la visibilidad de medios están los criminólogos, una profesión que reconozco le falta un marco regulatorio así como aplicabilidad funcional y reconocida en nuestra sociedad, muchos detectives son criminólogos, pero un criminólogo no puede hacer la labor que por ley nos confiere a los detectives en este país.

 19476812.jpg

Pero la fama y el recuerdo en los medios de comunicación son efímeros como injustos además de crueles, se despedaza a quién te quiso y se encumbra a quién te odió. Las agencias de investigación tenemos un compromiso en principio con nuestra organización, nuestros compañeros y nuestros clientes antes que la notoriedad en la difusión de nuestros trabajos. Os puedo asegurar que muchos asuntos que son de interés público, de acción policial o de resolución judicial los ha iniciado y dejado enfocado un detective privado que solo iba armado con su cámara y grabadora. Más allá de consideraciones o instrucciones policiales sobre si nuestro DNI debe figurar junto al TIP u otros detalles, creo que le supera a nuestro tutor policial los tiempos que vivimos en la calle que pateamos y las alcantarillas en las que circulamos lo DETECTIVES de este país. Me llamo Tony y junto a mis compañeros, todos somos DETECTIVES.

ENSEÑAR LO JUSTO

No es lo mismo aleccionar que difundir el pensamiento único de cualquier profesión, afortunadamente vivimos en una sociedad plural y libre más que le pese a varios y es el estado de opinión y conocimiento diverso la esencia de la riqueza de la profesión de DETECTIVE. No quiero insistir sobre los mismos temas ni las misas reflexiones, me gusta que aportemos y promover la colaboración sincera, pero hay barreras que salvar y muros que saltar.

imgres.jpg

Nuestra estructura de profesión favorece a ser un reino de taifas detectivescos, cada uno nos sentimos como propio en el territorio que nos movemos y propagamos a los compañeros que lo invaden nuestro malestar por ello. Nada es de nadie salvo que por título lo certifique y eso es difícil. Siempre defiendo la movilidad geográfica como una fuente de enriquecimiento profesional, tener la capacidad de adaptación a medios dispares es un aula de difícil recompensa. La investigación regular en campos diversos no solo prepara sino que nutre al detective siempre que los asuntos tengan un objetivo diverso así como una metodología de trabajar creativa. A muchos detectives les ocurre que pierden la voz por las largas estancias en sus coches de vigilia, y el oído por las horas de audición de radio y música. Hay que salir de los coches para sentir el aire y beber de la fuente de información que al fin al cabo es la esencia de la profesión. Me llamo TONY y soy DETECTIVE.

LA LINEA DEL TIEMPO

Muchos son los encargos recibidos y rehusados por la falta de legitimidad que existe por parte del interesado, esto no es impedimento para que sin legitimidad otro despacho o detective lo acepte como tal. Un problema que no me concierne en lo mas mínimo.Lo primero que hacemos cuando existe un planteamiento de encargo es la realización de una línea de tiempo de lo que nos plantean, ya que las ideas e informaciones se yuxtaponen y enredan en la mente de nuestro cliente. Muy difícil resulta el deshacer el ovillo mental de quién tiene urgencia en una resolución que por otra parte ve clara y nítidamente oscura el cliente.

linea_de_tiempo_de_frases_hechas_baja_1684.jpg

Hacer una línea de tiempo a veces hace aclarar las propias ideas del cliente y rehacer las peticiones o necesidades que con urgencia se necesita acometer. Como dice un amigo mío: “todo tiene su tiempo de maduración”, por lo que el plato de la investigación debe ser ajustado en temperatura y preparación adecuada y al gusto del comensal (cliente) y eso es muy difícil. No es complicado saber utilizar esta herramienta básica del planteamiento indagatorio, solo basta un soporte y algo con que escribir, y fluye con claridad la visión global del asunto. Otro aspecto que resulta interesante es la de reducir todo lo planteado hasta que parezca “absurdo”, no se si os hago el lío mental del ovillo, pero reduciendo lo planteado al absurdo nos hace limpiar de ruido y datos que solo nos llevan a la confusión y despilfarro de recursos. Tampoco resulta extraño encontrarnos con un planteamiento de amenaza o necesidad e identificar otro completamente distinto y con ello (gratis) la solución. Por eso en nuestro despacho no solo se escucha para trabajar, nuestro equipo valora si existe necesidad para optimizar los recursos de nuestros clientes y aunque no cobremos por ello, ser terapeutas de la vida que solo da y quita lo que OPF no factura.

Me llamo Tony y tengo un equipo fantástico de detectives.