NO HAY LECHE PARA TANTA BOCA…

Los detectives nos dedicamos a investigar, pero las hojas de los diarios pasan por nuestros pies y nos entretenemos que no despistamos en leer los titulares de la actualidad social y política de nuestro país, y es en una equina cualquiera de una ciudad concreta donde he tenido la oportunidad de leer, no el titular, pero si un apellido policial, “VILLAREJO”, que tiene nombre de pueblo pequeño noble, de nuestra piel de toro, pero en realidad representa las cloacas del estado policial o de las alcantarillas del poder que navegan debajo de nosotros y se asoman para….. ¿para qué?… pa llevarselo y jodernos a todos los paganinis.

Y como de política uno llega a vomitar conciencia es por lo que me centro en lo profesional. Mi “ser detective”, compartirá T.I.P con Villarejos sin necesidad ni siquiera de que estos pasen por el filtro o necesidad de los tres años formativos, mi “SER DETECTIVE”, se come o nos comemos que lo que rebosa en línea roja lo que el populacho manifiesta, en sentido detectivesco se pudo haber navegado en otras cloacas y aceptemos en el borrador que así sea, palabra del santo señor.

WhatsApp Image 2018-09-25 at 12.31.32.jpeg

Tenemos lo que nos merecemos, no tenemos nivel ni preparación para ir caminando por el subsuelo y desatrancar las cloacas pestilentas del estado real, y que en ella circulan con avidez las grandes corporaciones, los grandes poderes que todo lo manejan y por supuesto los vivos que no los inteligentes que les hacen la “muletilla” de T.I.P regalada. Las benditas alegaciones son de niveles superiores que leen o comen en mesas de flores secas. Pero queridos detectives, es lo que hay y que vivan las “tronchas” y gestión fácil, seamos felices entre mutuas y aseguradoras, porque el reino del subsuelo es de los villarejos y sus santos deudores. Me llamo TONY y soy detective.

Anuncios