Y si fuera ELLA…

Volvemos de Gijón, clima excelente y cuidados excepcionales, una pena no poder disfrutar durante más tiempo de ese maravilloso enclave y de la compañía de los compañeros/as qué durante el año no le/la vemos, pero si sentimos como cercanos/as en los momentos complicados, del trabajo detectivesco.

Ya empieza otra cuenta atrás para el próximo congreso y el poder contar con los diez minutos sesgados de palabra propia en el foro adecuado, ni un minuto más y reproche incluido del representante asociativo al manifestar en asamblea que personalmente soy agraciado, por que se me dedica más tiempo y atención que por algunos el deseado, y desde aquí solo me queda con respeto darle las gracias que hago extensivas al resto, por ello no le dedicare ni una palabra más a lo que no merece ni recuerdo ni valoración y menos que me ocupe o preocupe.

WhatsApp Image 2018-09-23 at 08.21.45.jpeg

Vamos a ser positivos y anclar en nuestro cerebro que sonrisa nos traemos, que risas nos perpetúan y que carga de buen rollo nos anima a continuar nuestra senda detectivesca, abrazos y manos en nuestras despedidas, con cuchillos algunas, pero presentes todos/as que en lenguaje no verbal no pueden mentir en sus afinidades personales, esto es normal como en la vida, no somos diferentes, somos parte de la calle y no vivimos aislados como políticos, los detectives/as unos olemos a tierra y otros a mar, unas a flores y otros a intenso, pero el olor a naftalina se impregna en trajes y corbatas de etiqueta engañosa.

Pero gracias a Dios, entre los asociados/as hay gente súper-válida, gente comprometida que no se conforma con iniciativas para la profesión volcadas en un cajón olvidado, gente con empuje que no solo lo hacen cuando dan vida, que no solo luchan cuando hay compromiso familiar, mujeres en definitiva que a las que todos le debemos la existencia, y en algunos casos el amor, y también el dolor, mujeres que solo hacen hacernos grandes porque sin ellas no somos nada y porque la detective no admite cuotas, porque es parte importante del colectivo detectivesco no admite espacios cedidos, porque el escenario les pertenece, no necesitan permisos, porque cuentan con voluntad propia, palabra y voz, no buscan apoyos porque son el motor de esta profesión, detectives que no nacen del colectivo porque lo son y a partir de ahora con figura propia, me siento celoso de vuestra fuerza y capacidad pero sin sonar pedante pero como diría el cantante Aguilé, “son currantas y tirán pa lante”, ¡chicas que nadie os pare, no miréis al lado y enseñarnos por el bien de esta puñetera profesión, que buena falta nos hace!. Me llamo Tony y soy detective.

Anuncios

EL DEDO

Señalar esta muy feo, esconderse también, cuando se asumen responsabilidades no solo se debe uno diferenciar por lo conciliador o por lo preciso de su gestión, también por su valentía y transparencia, señalar con el dedo sigue estando feo si además parte de gestores de la profesión, más todavía cuando siguen utilizando las mismas redes y artes que antaño, sin cambiar ni nombres ni puestos. Señalar con el dedo al asociado no dócil y adiestrado esta muy feo incluso porque se apesebra al resto y por tanto a la profesión del detective, señalar es marcar y el ganado esperando no debe ser marcado, ni siquiera señalado por su corrección y adoctrinamiento,  pero ya sabemos que los débiles e inseguros señalan con el dedo endiosado de absurdos y miedosos planteamientos.

Captura de pantalla 2018-09-15 a las 12.42.59.png

El dedo se puede utilizar para probar una exquisita crema como también para metérosla por el culo. El dedo por tanto puede oler a culo cuando sirve para señalar a los que no bailan el compás de la copla rancia y conocida que todos conocemos pero pocos tararean. Mi dedo forma parte de la mano que estrecha con fuerza la mano del compañero/a, o el abrazo que cubre la espalda del mismo. Los dedos son dedos y me siento orgullos/AS de ser de los que nos señalan. Me llamo TONY y soy detective que pronto viaja a Gijón.

EPIFANIA

He dimitido como delegado de la APDPE de la Comunidad de Madrid y me quedo conforme con ello con mi pensamiento y los principios personales que siempre he mantenido.

  • He aguardado con paciencia los pasos que otros me invitaban a respetar en lo que concierne a la visibilidad y protocolos, pero a cambio he obtenido ostracismo.
  • He abierto mi agenda, contactos y por supuesto mi calendario indagatorio para trabajar por una asociación más fuerte, y he recibido silencio.
  • He hablado, escrito y planificado por la idea de la participación del asociado, y he recibido soledad.
  • He movido, saltado, gritado e incluso llorado por las cuestiones que a todos nos afecta, y he obtenido desprecio.

Por tanto para no ser un florero de primera, porque con el barro de la calle no se hacen jarrones, o un asociado conformista, o un palmero de salón, es por lo que me voy con la misma libertad que me comprometí después de la confianza que le merecí a mi predecesor, y porque mi conciencia me impide ser una pantalla, ser un engaño y por supuesto ser opaco a lo que los compis quieren y exigen (que para eso pagamos la CUOTA), y como nadie me marca con hierros candentes como de 1º o de 2º, es por lo que me marcho de frente.

Las alegaciones las haremos de manera individual porque somos profesionales, sin filtros ni consensos de pactos rancios que no han servido jamás para nada. La voz no es cada cuatro años, las opiniones no son cada uno después de una noche de resaca de cena, la garganta no es para tragarnos como puños lo que dicen que hacen, pero no comunican porque no conviene o no viene a cuento el momento de darnos voz, opinión y garganta para hablar, debatir y conversar, sin parecer de segunda categoría o división.

Me llamo Tony y soy detective, soldado de la vida y asociado de base de la APDPE.

 

DETECTIVES EN MIAMI

 La distancia entre detectives no es un obstáculo, detectives en el nuevo y viejo continente escenifican su zona de control con las herramientas de conocimiento que se dotan en su experiencia vital profesional, los detectives podremos hablar distintos idiomas con distintas culturas en distintas circunstancias o zonas geográficas, pero al final pienso que el hilo conductor de la comunicación siempre es el mismo.

Los detectives viajeros de ocio programado no tienen que ver con los accidentales de lugares descubiertos y regreso no esperado, los detectives que miran detrás de las cortinas del escenario no tienen que ver con los que se mueven por el mismo , invisibles y asumiendo papeles interpretativos que hilan en perfección con el de la obra de la vida que se representa. Un detective no regresa desde su coche, un detective se ancla en el lugar donde el investigado se tomara la última copa, respirando los susurros del mismo y la soledad del invisible que permanece visible sin riesgo de reconocimiento. Los detectives somos apasionados y por eso nos equivocamos, los detectives sentimos por eso nos quejamos, y los detectives tenemos voz y por eso debemos hacerla respetar. El respeto se confunde con la discreción que se confunde con la clandestinidad que se confunde con el miedo y que se confunde con la vergüenza. Yo no tengo vergüenza en decir lo que soy donde debo decirlo, no tengo interés que se me asocie como tal cuando no actúo ni trabajo como detective y no tengo motivación si mi equipo no la tiene y el objetivo del cliente no la merece, las personas somos fundamentales para crear músculo, fuerza que esta por encima del miedo, miedo que tienen los valientes que no nos amilana ni las condiciones del teatro ni de la escena que debemos intervenir. Querida compi, es un honor conocer a profesionales honestas y autenticas, que respetan lo que ve, y que entiende lo que un ilusionado detective le dice. Me llamo TONY soy DETECTIVE.

MADRID-APDPE

Somos limón pero ahora seremos lima, un antioxidante depurativo que combate los problemas degenerativos. Desde hace mucho tiempo a este post me asome a la critica  ácida pero desde la lealtad, con sinceridad pero desde la honestidad, me implique en las opiniones pero desde la dignidad. Soy DETECTIVE y me siento orgulloso de pertenecer al grupo de personas que he ido conociendo desde el desconocimiento de mi parcela y definido entorno indagatorio. Soy el nuevo delegado en Madrid de la APDPE, suena raro suena extraño incluso para mi una sorpresa a la vez que un reto, un desafío a la vez que una oportunidad de sumar al colectivo mi agradecimiento y mi responsabilidad van de la mano de mi preocupación por la altura del puesto y sobre todo de la expectativa.

Mi anhelo es trabajar en equipo por el colectivo y desde la asociación, seguro que molestare a alguien en mi camino porque no dudo que no será fácil explicar y trasladar la hoja de ruta que honestamente visualizo, pero la empresa es sencilla porque mi decisión viene en parte aceptada por el equipo humano que forma la actual junta directiva y los aires que se respiran en la profesión con tormentas y el tiempo muchas veces contrario a nuestro ideal, pero después de la tormenta , viene la lluvia necesaria que limpie la atmósfera de rancias deslealtades y olor a mugre. Las aguas deben moverse porque estancadas se pudren y este molino esta engrasado hasta que reviente. La dinámica detectivesca nos arroja a las cuestas empinadas y mareantes que la vida pasa por nuestras lentes. Os necesito y nos necesitamos, esto es evidente, remar es remar, pero con lealtad, honestidad y sobre todo con transparencia. Me llamo TONY soy detective y ahora vuestro delegado en la capital del reino de España.

 

GRACIAS, ES UN HONOR DETECTIVESCO.

Sin palabras y abrumado por este detalle de quienes me demuestran con su día a día que se dejan la sangre para hacer de la asociación un elemento de fortaleza y unidad profesional. Gracias compañeros a todos los compañeros por este RECONOCIMIENTO LIMÓN 2017 APDPE.

91930cfd-558c-4fbf-af2f-279e354980e2.jpg

Sin unión no hace fuerza, sin debate no hay acuerdos y sin honestidad no hay credibilidad. Tres elementos maneados que vienen a definir que todos no sobran y nadie no es fundamental. Nadie debe avergonzarse por tomar iniciativas comerciales o mercantiles valientes o arriesgadas, pero sin deslealtad al resto del colectivo; nadie debe ocultarse por intentar hacer surco en el patatal de la vida, pero sin suicidios profesionales que arrastra al fango al resto de la profesión;  nadie debe disculparse por quererse a si mismo, por sentirse orgulloso de su trabajo, de su despacho o de su equipo, pero sin “alter egos” despreciativos o despectivos al resto del colectivo y por último siempre debe existir la confianza que nos merece el mirarnos a la cara, hablar con el alma y sentir con la profesión, pero sin engaños o ficticios compromisos de colaboración no correspondida en su esfuerzo y responsabilidad; en definitiva hacer de este oficio un orgulloso de ser lo que somos, la vida no es un plato de gusto, los platos no se nos sirven en cubiertos de plata y las ostias duelen como amargo resulta la sal al café, o la sacarina al cocido. Me llamo Toni y todos vosotros sois unos pedazos detectives que endulzan la acidez de la vida detectivesca.

SI TINC POR

Los detectives, a veces, reconocemos la zona por el pateo que obliga el ejercicio de nuestra profesión y que toda acción que genera información es oro y venga de donde venga debe ser tratada y analizada. Mentalmente he retrocedido a los tiempos de plomo y los momentos de experimento policial, uno jamás deja de serlo y eso me sitúa cuando me dieron la posibilidad de ser mosso, muchos compañeros y amigos forman su embrión por ello solo cabe mi apoyo incondicional y total acritud por no haber vivido esta misma comprensión cuando a otros terroristas si se les detenía con las manos ensangrentadas, su arma montada y su calzoncillo sucio, bienvenidos al sentimiento de grupo unido y fuerte.

Captura de pantalla 2017-08-22 a las 9.01.49

En el congreso de la APDPE de Santander, hubo una mesa desperdiciada de algunos “pseudoexpertos” en terrorismo que solo fue un “quedarse con el personal” para justificar los gastos a todo trapo de los amigos de ella. En el turno del populacho pagafantas, mis compañeros son testigos del “ruego” que verbalice, siempre hablo lo que pienso y nada en mi experiencia vital profesional me coarta que me exprese con respeto y algo de conocimiento. Mi intervención aprovechando la presencia de las FF.CC.SS.EE fue un “suplica” sobre determinados protocolos o mecanismos que podrían estudiarse en su viabilidad y optimización ante el fenómeno terrorista (en los tiempos actuales yihaidistas), nuestro invitado policial de la red azul solo supo responder que para eso estaba la red azul, pero de manera inmediata me pregunto sobre mi numero de TIP y nombre de mi despacho profesional, infantil como torpe, abusivo como triste, afortunadamente ya no lo tenemos en el órgano de control. ¡Suerte! A donde vaya o con quién caiga. Mi razonamiento profesional viene fundamentado por nuestra actuación rutinaria, visitamos zonas de difícil acceso, hablamos con personas asociales, mimetizándonos en solitario sobre entornos de variedad geográfica, al funcionario policial solo le hacia la reflexión de mantener una línea especial de comunicación con expertos terroristas policiales, pero claro, impera la política y la carrera personal policial como hemos visto en estos días. Yo creo que la cooperación policial debe ser total, porque la seguridad nacional es un derecho y un deber de todos los españoles, mas allá de una cuestión política local, autonómica o de atribución territorial.

Tiempos nuevos que se manejan a click de tuit, de imágenes que nada ayudan a la labor policial y de informaciones que solo dan pista al malo y humillan a la víctima, toda una borrachera de trato y vocabulario superficial que son efímeros como hirientes en el que sobre todo los egos afloran. Me llamo Tony soy detective y ni en los tiempos de plomo del norte, ni con la insipiencia de la “pi de las tres branques”, ni caminando en “el príncipe”, he tenido miedo, el miedo como detective me lo da las respuestas de interés personal oscuro, y si toma nota señor agente; soy la licencia 3.083.