De profesión DETECTIVES.

Somos hijos de la calle, vivimos en una esquina observando la vida, nos entregamos aunque a veces nos equivoquemos, pero siempre resurgimos como ave fénix, si respiramos también pasamos frío y hambre.Nuestra academia no empezó en el aula universitaria, hemos sido matriculados en el barrio de la vida con las asignaturas pendientes de la gente que nos ha rodeado siempre, todos tenemos ese profesor no buscado ni matrícula en la materia que daño nos ha echo o curtido. Un buen detective es empresario honesto, un excelente amigo y por supuesto alguien en el que se puede confiar, los diplomas y certificados se vuelven agradecimientos o abrazos, éxito no significa un reconocimiento o engorde económico, somos flacos con bolsillos rotos pero corazones grandes, somos humanos y nos equivocamos pero reconducimos porque reconocemos los caminos y  rumbos que no da la vida porqué somos consecuentes de que nuestro camino finaliza en un precipicio sin profundidad.

Los detectives son visionarios e incluso prospectivos en lo empresarial nos hemos espabilado a base de “ostias” los apuntes que han sido grabados a fuego de las enseñanzas de la esquina designada sin luz de alumbramiento vital con la “puta” vida de testigo.Los detectives de la calle, de salón de juntas o de puticlub, vemos sin ser vistos, somos compañía sin ser apreciados, somos solución sin ser mencionados, un comodín que la sociedad puede emplear en entornos de inteligencia familiar, social, empresarial o simplemente un elemento fundamental que se hace desconocido por la excesiva invisibilidad de nuestra profesión.

CpZ2sCbWgAAcRL5.jpg

Los criminólogos reivindican el escaso aprovechamiento que la sociedad hace de su conocimiento, por ello los espacios televisivos o incluso de asuntos de alta sensibilidad social como pueden ser los grandes enigmas policiales de resolución imposible o dudosa, son un escenario perfecto para rellenar de interés algo que difícilmente puede o ser contrastado o desmontado. Muchos detectives son criminólogos u hacemos del conocimiento nuestro perfeccionamiento sobre asuntos que solo a los detectives nos están conferidos. Mucha confusión en estos tiempos en los que se pretende suplir con aula de dudosa docencia lo que en una esquina de nuestro barrio fuimos aprendiendo. Son tiempos de cazar pokemon, de asaltar sensibilidades con la crueldad del resultado económico, desde nuestra esquina me acompaño de mi amigo y compañero Juan, ambos utilizamos el lenguaje mudo que solo los detectives podemos entender, me llamo Tony y junto con Juan te decimos que ambos somos DETECTIVES.

Anuncios

INFORMACIÓN ES PODER

Si crees en algo no estarás equivocado, y hay que creer en uno mismo, en el equipo y en el objetivo. No somos comerciales de los acontecimientos, pero las oportunidades te sorprenden para quedarse.Los detectives captamos con nuestro lazo, la información que se evapora en el tiempo, del estado etéreo pasa al sólido de la información.Las grabaciones deben ser continuamente analizadas en tiempo y disposición, por eso es importante encontrar el equilibrio necesario que no te contamine la acción.

20141119_144727_Calle Numancia

La tensión en todo momento debe existir para que respondamos en la mejor medida de lo que se espera de nosotros, el equipo sincronizado y foco del objetivo con la luz de ambiente adecuada.

Las investigaciones nacen se desarrollan y ¿mueren?, la respuesta la encontramos del respeto que demostremos en administrarla de una forma adecuada, nunca muere y forma parte de nuestra experiencia vital indagatoria, esa foto descartada, ese dato incoherente, ambos se vuelven diamantes que pulir y poner en otro ciclo indagatorio. Me llamo TONY y en mi despacho las papeleras no existen.

Cruzarlo

En una conferencia que impartí me preguntaron por la serie o largometraje que podría reflejar el trabajo diario de un analista, el avezado alumno pretendía con ello adquirir unos conocimientos profundos o ajustados sobre la actividad del analista, con solo seguir una serie televisiva o largometraje. Muchas son las obras cinematográficas que explican todas y cada una de las profesiones o actividad del ser humano, incluso las películas en si, son un fiel reflejo de actitudes o comportamientos que hacemos en la convivencia diaria, también son premonitorias de avances científicos que disfrutamos unos años después.

images-1

Dicen que la realidad normalmente supera a la ficción, yo no puedo estar mas de acuerdo en ello. Los analistas somos autodidactas en su formación y regeneracionistas de la información, hallamos entre una maraña de datos el que pueda arrojar la luz sobre el asunto que nos motiva, trabajo que muchas veces se realiza bajo una fuerte presión e incomprensión familiar. Adivinar hablare de la que pienso es la serie que más se ajusta a nuestro perfil.

images-3

Las agencias de inteligencia habitualmente huyen de alojarse en lugares emblemáticos, no nos gustan los focos, ni tampoco dependen en exceso de la tecnología, además nos cuesta abandonar metodologías de análisis que no son habituales, yo confieso que en mi mesa tengo  los lapiceros de colores que resalta el dato que será fundamental en mi análisis posterior, yo aconsejaría si tenéis la oportunidad de ver los 13 capítulos que lo hagáis, no voy a desvelar el final, ademas  atravesarlo implicaba un sentido propio desde la antigüedad.