FAMOSO OBJETIVO

Los personajes públicos se someten a diario a la evaluación del gran público o al patíbulo de la prensa sensacionalista, titulares sin cuerpo, noticias sin argumentos son caldos de cloacas, una brillante carrera deportiva, artística o incluso personal puede truncarse en cuestión de segundos, y una vez perdido no se recobra jamás como el honor que reza en las casas cuarteles.

Los detectives manejamos estas crisis o hacemos prospectiva de ella adelantándonos en cualquier caso a los acontecimientos debidos que destruyen al personaje y a la persona, no contamos con un método científico, ni un protocolo normalizado, solo la intuición y capacidad profesional puede vencer a este demonio que se introduce en la zona de confort del personaje público.

La dignidad, el buen nombre así como el prestigio no se otorgan en los estrados saturados de carnaza mediática, tampoco en los foros del silencio cómplice ni cautivo.

Captura de pantalla 2018-09-12 a las 9.09.13.png

Los detectives acompañamos digitalmente al cliente, y personalmente le atiende con un análisis efectivo de las amenazas que podría derrocar las vulnerabilidades del VIP o persona que hace de su nombre su base viral.

Con frialdad acometemos situaciones, con sagacidad mi equipo se adelanta en los escenarios que son amenaza o carne de cañón del cliente, encapsular es proteger y prever es mas barato que tapar agujeros que solo nos desangran como seres humanos o jurídicos. No te fíes de robot sin alma, software sin corazón o pantalla sin consejos; por todo eso te digo que mi equipo ha entrado para quedarse y que los que gozan de nuestro concurso, con nosotros sigan intactos. Me llamo TONY y soy detective.

 

Anuncios

Katalina

 Katalina es nombre de fuerza indagatoria, un papel asignado a la espera de un escenario real donde plasmar su perseverancia, Katalina es honesta, honrada y cumple con su palabra y el objetivo asignado, detrás de Katalina siempre se sitúa Karlos, observando el objetivo no pierde de vista la seguridad de Katalina, no cuida pero si proteje a su equipo, sin equipo Karlos no tiene sentido de vida detectivesca, los personajes se marcan en el brazo del profesional, en el alma de su papel y en la conciencia de su trabajo, Katalina flipa porque no deja de sorprenderse y eso canta con la limpieza de su corazón de investigadora, Katalina viaja y mucho, mira y observa en las mentes de cualquier raza, es curiosa y analista, Katalina debe porque puede y no todas podrían dar sentido a Katalina. Muchos personajes desfilan sobre la pasarela de nuestro libro registo, pero Katalina resulta singular al ser Karlos su garante, por tanto la garantía la imprime el despacho que solo Karlos sabe conducir con instrucciones precisas de Katalina que forma parte del copilotaje de la investigación e instrumentación.

45385ce7-cc35-48f1-b5e1-6bc68ec876ba.jpg

Ni que decir tiene que no resulta exclusivo del ADN que Katalina exista, muchas Katalinas no cuenta con un Karlos ni con una circunstancia objetiva, Katalina es autosuficiente y por supuesto independiente, por ello Karlos siempre dirá que allá donde este Katalina, le deseo lo mejor, o a lo mejor esta esperando en el asiento delantero al mando de nuestro vehículo cualquiera de una ciudad cualquiera en un color preciso y si puede ser con lunas discretas. Me llamo Tony y soy detective.

PALABRA DE UN DETECTIVE.

A diario los detectives nos encontramos entre HALCONES del fraude o de la simulación, por ello nos sentimos guerreros, que no mercenarios y eso lo sabe muy bien Rafa que plasma en papel lo que olemos en nuestra pituitaria indagatoria. Esperamos con esperanza como “Areta” miraba en el “crack” y Rafa lo sabe poner en papel lo que todos  nos identificamos con cada renglón, con cada escenario y siempre con nuestra botella de agua grande y caramelos que al menos nos hace sobrevivir a la calma chicha de la espera, espera y espera que todos esperamos. Los detectives somos precavidos con nuestros equipos, incluso obsesivos con la disposición y certeza de estos, ya que son prolongación de nuestra vista y el oído que arrima a saber lo que se masca como el chicle de menta que masticamos. Los detectives nos activamos como en una final olímpica, pero con la diferencia que no hay ni aplausos ni espectadores que nos animen, nos movemos con fluidez entre la multitud o la solitaria avenida como un esquiador esquiva o juega con presta elegancia.

 

Rafa nos asocia a un espeleólogo, aventurero y especial para el público ajeno, certera similitud que comparto sin películas ni acciones de riesgo que a veces nos a tocado sufrir o bailar con elegancia como Rafa lo hace con Irene en su relato, sus palabras y nuestra acción que reacciona con prontitud en el movimiento del objetivo, de certeza acompañada y presencia no detectada que de ello Rafa sabe y mucho como mantiene en su mente dibujada cada rincón de estación o aeropuerto nacional o internacional visitado y currado a 150 pulsaciones y siempre su cámara a tope de batería. Rafa tiene familia y muy extensa, colaboradores de los que se puede confiar la vida detectivesca y con los que algunos se tendrá más o menos relación dependiendo de la noria del capricho del encargo y si eres buena gente la familia crece y se une por una única pasión, la profesión de detective. Internacionalmente hay que tener bemoles para trabajar con soltura, claridad y eficacia, el ambiente cambia y te ves mas expuesto ya que tu objetivo destaca como tu te ves iluminado en los focos de la gente que si te observa y ve como extraño o invitado. Ni las dunas ni las llamadas al rezo nos detienen y es por eso que me quedo leyendo lo que como Rafa vivimos, gracias por transmitirlo y que sabemos que ojo en la vida siempre hay un posible fraude. Me llamo TONY y también soy detective de cinco de la mañana.

 

 

YA TE DIGO

Cuando estamos investigando, muchas veces nos agotamos, pero no estamos vencidos, porque estar convencidos de alcanzar la meta es nuestra pasión. Flipamos con lo que vemos a los que se lo vemos, la vida no solo es teatro, en muchos casos es una verdadera “farsa” y nosotros tenemos el compromiso moral y de justicia de no aceptar lo divinamente reprochable, no nos dejamos engañar con fundas divinas, pero yo me quedo con el “no me jodas” transparente de un hecho no asumible pero del que constatamos que es cierto al ser testigos y dar testimonio de ello, nos cubrimos de medios que capten el momento del hecho intuido, somos intuitivos, pasionales y reales de la sensación que nos transmite el entorno así como la realidad que muchos no ven porque miran para otro lado, Victor  pone sobre el papel lo cierto que  a veces molesta y mucho, “ya te digo” que solo  Vanessa  alcanza  la palabra de lo certero en cada determinación indagatoria, ambos sufren y se joden para que al final solo obtengas  el reconocimiento de la conciencia , que es la ciencia de la certeza y de la tranquilidad por el buen hacer y mejor pacer. Los llamadores de Angeles son un buen aliado para saber la verdad en la intimidad de la soledad del puesto vigilante. Mi reconocimiento para los compís Victor y Vanessa que, en su correría indagatoria, alcanzan la excelencia indagatoria de la que me siento orgulloso reconocer, me llamo Tony y soy detective.

 

 

 

ROSAS DE CRISTAL

Los nombres son ajenos, ya que en muchos casos nuestra identidad se camufla con nuestro lenguaje, nuestro origen incluso también, pero nosotros como detectives no olvidamos la persona que esta detrás del objetivo o infiltración, vivimos dentro del asiento de un coche alquilado o prestado, respiramos en una esquina de un lugar impreciso y que no recordaremos el nombre, nos engullimos en una realidad social de entorno que pronto olvidaremos, los detectives nos sentimos a gusto así, somos raros de cojones (toma ya), pero cuando tenemos a otro/a al  otro lado de la línea del móvil, sentado junto a nosotros o incluso haciendo lo que hacemos, no estamos solos y eso es importante. Dentro de la sociedad detectivesca cada día se hace visible en opinión lo que resulta importante y de peso en nuestra actividad, las compis féminas demandan visibilidad y no migajas del patriarcado, las hay continuistas o existen las feministas que ven como cuota su conquista. No entro en semejantes debates, reconozco que son mas eficientes que nosotros, mas serias, mas responsables y sobre todo mas implicadas, valientes e incluso resueltas, aunque ellas nos se reconozcan entre las mismas.

El trabajo es un regalo siempre y cuando sirva al cliente, sin objetivo no hay satisfacción, el placer de nuestra profesión es la conformidad del cliente, o por lo menos en mis mandamientos esta recogido como en primer lugar, pero en el trabajo igual que al peregrino, le da tiempo a uno para pensar por los caminos interiores del desarrollo profesional, y por los generales de la profesión como colectivo y viendo a caminantes he decidido pensar y centrarme como hasta ahora, el ahora es el ahora, este caso es el más importante de mi carrera, y el final me lo marca la consecución del motivo de estar aquí, junto a mi equipo y con kilómetros atrás de ilusión y pericia, esto es el principio de todo fin que te llega a un camino de peregrinaje continuo, porque lo que queda con instantes que se han compartido, y con nostalgia se han vivido, solo cabe la sonrisa del recuerdo, de la gratitud y sobre todo de la felicidad de saber que se van a repetir, que esto es solo el inicio y que los proyectos no dependen de un cuponazo, porque el premio lo tenemos entre nosotros. Me llamo Tony de verdad, y sigo haciéndome como detective como en la vida profesional de servidor público, me gane el respeto y el reconocimiento.

 

 

DETECTIVES EN LAS NUBES.

Manuel sospecha que el escribiente pone lo que el detective piensa, pero el detective construye en base a lo que vive, y con vivir solo sale del detective expresiones que vomitamos en forma de texto y que textualmente nos ajusta a ley y con la ley trabajamos tanto el equipo de Manuel y nosotros en las pericias que dan verdad y certeza a cualquier HASH si lo refleja Lazarus, y que aportamos en testimonio si confías en OPF y en ambos casos para destapar o relucir el escenario que existió, tanto Lazarus como OPF, reconstruimos por vocación, devoción y profesionalidad, nos hacemos grandes por lo que nos rodea y porque siempre serán mejores y más fuertes si el equipo esta preparado, listo y dispuesto.

drone-2816244__340.jpg

OPF no solo explora nuevas opciones tecnológicas que mejoran el resultado del compromiso del cliente, innovamos y encontramos profesionales que destacan y son referencias por el buen hacer y mejor actuar en sus campos, para aportar un resultado profesional, tenemos el escáner 3D de FARO que nos hacen singulares y únicos en nuestro sector, el cliente se favorece de la certeza del dato dimensional, y como lo obtenemos es desde la tierra y a partir de ahora desde el cielo, y esto nos hace tocar el cielo de la investigación privada en este país, con amigos que nos hacen volar con garantías, nos hacen llegar al punto de vista al que nadie alcanza y con ello damos HASH al escenario primario y final de cualquier entorno por infinito que parezca, estamos ilusionados pero a la vez preocupados por perfeccionar para dotar a los tribunales de la pruebas que acercan la verdad del cliente y por supuesto de lo justo por encima de lo injusto. Me llamo TONY y soy detective con alturas de miras.

Phishing and pitching.

Los #robos de identidad son materia de consulta en nuestro despacho, para ello analizamos que no solo es una cuestión de invasión a la propia identidad real, sino que en muchos casos al robo o suplantación de nuestra #identidad digital, pero los detectives tenemos ventaja en esto, en primer lugar porque somos proporcionales al daño, damos valor a la prueba obtenida de nuestros especialistas , cumpliendo con ello la ley en su sentido integral, por lo que si no quieres un agujero importante, llama a un #detective que con este informe irás al fin del mundo, pero en este mundo #intrusero y marrullero están los que practican el #“pitching”, no porque calcen un pie pequeño, ni medidas de niño, sino porque los peritos se vuelven guionistas que venden su película, pero que de películas ya estamos hartos y por lo tanto, si eres víctima, llama a un detective que lo acredite y no un guión en forma de informe que nadie vea ni en la mesa de tu sushi. Me llamo Tony y soy detective.