EL DEDO

Señalar esta muy feo, esconderse también, cuando se asumen responsabilidades no solo se debe uno diferenciar por lo conciliador o por lo preciso de su gestión, también por su valentía y transparencia, señalar con el dedo sigue estando feo si además parte de gestores de la profesión, más todavía cuando siguen utilizando las mismas redes y artes que antaño, sin cambiar ni nombres ni puestos. Señalar con el dedo al asociado no dócil y adiestrado esta muy feo incluso porque se apesebra al resto y por tanto a la profesión del detective, señalar es marcar y el ganado esperando no debe ser marcado, ni siquiera señalado por su corrección y adoctrinamiento,  pero ya sabemos que los débiles e inseguros señalan con el dedo endiosado de absurdos y miedosos planteamientos.

Captura de pantalla 2018-09-15 a las 12.42.59.png

El dedo se puede utilizar para probar una exquisita crema como también para metérosla por el culo. El dedo por tanto puede oler a culo cuando sirve para señalar a los que no bailan el compás de la copla rancia y conocida que todos conocemos pero pocos tararean. Mi dedo forma parte de la mano que estrecha con fuerza la mano del compañero/a, o el abrazo que cubre la espalda del mismo. Los dedos son dedos y me siento orgullos/AS de ser de los que nos señalan. Me llamo TONY y soy detective que pronto viaja a Gijón.

Anuncios

DETECTIVES EN LIBERTAD.

Hace mucho tiempo que no me asomo por este rincón de reflexión, las obligaciones de atención que nos merecen la espesura del encargo, han mediado en este aislamiento de comunicación pero que no de pensamiento. Esta profesión tiene la parte morbosa que nutre al que busca el lado oscuro de la situación para nutrir un ego curioso o de utilización provechosa. Este trabajo tiene el poder cobrar lo que uno quiere de la desesperación o esperanza del cliente necesitado y después quemado. Este sector tiene en visibilidad suprema a lo que buscan jugar manejando los poderes de información para un aprovechamiento comercial .

Este modo de vida tiene el sentir dolor, frío y pasión de algo que nos dota de sinsabores o de incomprensiones mundanas. Pero todos sabemos lo que hay, lo que nos jugamos y sobre todo lo que nos preocupa a los que nos importa.

IMG_8048.JPG

No mando mensajes subliminales, ni mando lecturas de animo melancólico, solo me asomo a escribir para decir que seguimos aquí porque lo vivimos, lo sentimos y por supuesto no dejamos de creer y ni dejamos de luchar por una profesión que solo quien lo mama, la siente. Me llamo TONY y soy detective.