MENTIRAS ARRIESGADAS

Hablar de la profesión es hablar de mi vida, me llamo tony y soy detective, y serlo implica muchas cosas que otros no conocen; muchos son detectives sin serlo, sin hacerlo y sin pretenderlo, no son detectives son muestrario de un diploma, un diploma que te permite que la poli te de un numero para siempre, sin más, ahí lo tienes y a partir de ahí podrás inventar historias, enguarrinar en asuntos serios o ser aficionado de tercera de un trabajo que no lo mereces, esto se llama intrusismo, pero nadie lo acomete porque a nadie le interesa.
Las asociaciones abren su cuota sin mas exigencia que la fotocopia del TIP, esto es desleal a lo que cumplimos con la ley, con votos le permiten llorar estos mismos porque en el futuro reglamento se les exigirá como empresa, ya que ello no renuncia a su esencia de pirata, hay que tener cara para aguantar esto, y ahí que ser sinvergüenza para abanderar cosas que ni en tu casa se cumplen. Se les llena la boca en reivindicar el derecho a investigar delitos, yo que lo he hecho afirmo que no tienen ni idea la responsabilidad y preparación que exige hacerlo, a mi no me da pánico que lo hagan, me da verdadero rubor que dejen que lo hagan.
La investigación privada es un sector que ha sido un acomode o encaje como complementariedad a infinidad de escoltas, vigilantes o directores de seguridad que en la forma siguen teniendo el molde SEGURATA, no todos están en el mismo saco, pero los veréis en sus perfiles de lindkelind, en su publicidad engañosa como una licencia de inteligencia o algo así o en anuncios de difusión pública del todo vale.
Los detectives de verdad contamos con un lugar decente donde custodiar los documentos privados e información reservada de nuestros clientes o investigados, contamos con la inscripción de Protección de Datos, obligaciones fiscales y de seguridad social, y por su puesto con nuestras medidas de seguridad y medios que nos otorgan que podamos cobrar lo que cobramos con el objetivo cumplido y satisfacción del cliente, el resto son piratas de TIP de boquilla, piratas sin alta en Seguridad Social, farsantes en su curriculum e incompatibles en sus funciones, los encontrareis como trabajo primario en las tramitaciones de los seguros, en los organigramas de las aseguradoras, de las consultoras o de las conocidas empresas de seguridad que bajo el postureo de INTEGENCIA se hacen fotos con toda la cara con la poli que todos exigimos que persigan, estos son los que después salta en los medios como expertos en investigación y a los diez minutos como expertos de otra cosa.
En este país sale barato delinquir de todos es conocido que alguien que juega a ser detective le imponen 600€ de multa por parte del juzgado, claro equilibrio el que se tiene en el baremo sancionador que con 30.000,00€ que a los detectives de verdad se nos amenaza por cualquier infracción, 30 no yo lo aumentaría a 300.000,00€ para aquellos despachos que contratan intruseros con tip o sin tip, de esos hay a patadas que buscan en la indagación del poli como el resultado optimo y a la carta del cliente, total luego viene la foto en la misma escalinata de la aseguradora con la poli “AMIGA” que te va a perseguir.

Este sector necesita lo primero una autocrítica, por los antecedentes ocurridos en el que se involucionaban en venta de datos o mafias, una autocritica de los que llevan años de profesión que solo se han ocupado en alimentar la cuenta corriente con intruseros contratados y sin inversión ni en material o medios, un colectivo que no tiene una democracia real en las asociaciones que vienen en algunas con un alto grado de postureo o foto populista, los chiringos asociativos son de cuatro que nombran a sus colegas como delgados a los que ni de coña vemos y estos con vitolas de superdetectives que solo hacen vestirse de etiqueta representativa para no invertir ni un duro en publicidad o buscan (y encuentran) su mención A de la poli amiga que les debería controlar.
Yo respeto mi trabajo y por extensión y sobre todo, hay que tener respeto al cliente, en cualquier negocio se requiere una inversión previa, pero aquí los compis armados con cámara y ordenador pretenden ordeñar a 60 pavos la hora lo que solo saben hacer, tronchas y tronchas que las agencias debemos nutrir en su fila de espera, para ellos es la profesión, un grupo de compis tronchistas que juegan a ser polis o torrentes secretos.

Yo en mi despacho con mi equipo ofrezco lo que tengo, seriedad , respeto y humildad, porque conocimiento , honestidad y profesionalidad me sobra, y los compis que me acompañan en mi viaje son gente de confianza y de mentalidad indagatoria, sin moldes seguratas o de zona de confort, somos gente que sabemos que no sabemos nada y que nos queda mucho por aprender, pero señores vamos a dejar de decir tonterías, vamos a dejar de plantear cuestiones que no se han debatido, vamos a ser demócratas y no autoritarios asociativos, vamos a leer y ser prospectivos y no pesetivos, en definitiva vamos a dejar de contar mentiras y hacernos un botellín en un grupo que ni de coña esta ni unido ni conocido.
Somos un colectivo al que han ninguneado con realitis, un colectivo que no desenmascara a los que son detectives de boquilla y que no tienen ni obligaciones ni responsabilidades como tales, somos un colectivo que se nos ha echado de universidades porque no éramos capaces ni de formar a nuestros futuros compañeros, un colectivo que no denuncia porque es cómplice y cooperante necesario de todo lo que vemos alrededor, un colectivo poco preparado a pesar de los tres años universitarios de tarifa plana, un colectivo que ni la poli ni la gc ni el resto de cuerpos saben como tratarnos y que hacemos, un colectivo que no sabe ni reconoce hasta donde alcanza la legitimidad de su acción y por tanto en la ignorancia gobierna el miedo, un colectivo poco representado salvo de las asociaciones del todo a 100 o low cost, un colectivo que no quiere reglamentación, porque quiere seguir ordeñando las horas, un colectivo con despachos cuyos titulares no salen a la calle, solo ponen cafés y becarios, un colectivo que pide pistolas, porque en el fondo son y se sienten seguratas de chaqueta gris, un colectivo que quiere ser de oficio cuando no hay un duro ni saben que es eso, que quieren ser polis cuando no saben escribir, redactar o investigar, un colectivo que quiere el botón de los datos, cuando no saben lo que es un PNJ, un colectivo que pide ser sin saber para que, un colectivo que ni piensa si tiene categoría para dar servicio a la sociedad cuando la sociedad reinventa otras figuras porque huyen de nosotros, un colectivo que bien merece un correctivo de conocimiento, debate y de saber para donde ir, porque como diría un amigo mío, estamos mas perdidos que el barco del arroz y los capitanes no tienen ni puta idea de lo que es un barco

Me llamo Tony y nadie me puede discutir que soy DETECTIVE ejerciente, nada meapila , que ni las adoro, ni mando besos ni halagos, ni juego al buen rollo porque respeto a mi profesión y no veo decente contar mentiras de nosotros.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s