MERCADO REGULADO o PUESTO DE MERCADILLO.

MERCADO REGULADO o PUESTO DE MERCADILLO.

La profesión del Detective cuenta con una normativa específica que si bien no encaja adecuadamente en la realidad social es la que los políticos de turno nos han impuesto más por ser un cajón de sastre de otro sector que la de intención real de estructurar y profesionalizar la profesión del detective privado. Vamos de inicio a indicar que el detective es público en sus actuaciones y en la fiscalidad y control que se ejerce sobre el de manera directa por parte de las FFCCSSEE, por tanto no cabe determinar que es privado ya que la figura de detective público o funcionario policial similar en grado o escala policial no existe, por otro lado la vigente normativa establece lo complementario de nuestras funciones por lo que volvemos a entender de manera lógica que somos detectives con un interés real público, pero ¿qué pasa con lo que hacemos y que despierta tanto morbo?.

A nuestro despacho acude no solo personas o entidades empresariales, también instituciones o incluso funcionarios que pretenden de manera legítima acceder a una información legítima que les sirva o bien de base de la argumentación de un proceso, litigio o bien para denuncia o resolución privada, la legitimidad es verdaderamente el santo grial de la determinación o no de la actuación de un detective. Pero realmente lo que atrae al mundo policial o fiscalizador es la información que generamos, conocemos de asuntos privados de personas, entidades o incluso de estrategias comerciales o empresariales, estas pueden ser una base perfecta argumental para una investigación policial o judicial o de incluso posicionamiento profesional o político, de ahí el control que  se nos pretende amordazar con determinadas acciones maquilladas en formas de convenios policiales, el control exacto de a quién se investiga incluso antes de que se haga, convierte a la unidad de control policial como el super ojo que todo lo ve, lo visible o lo invisible, podríamos poner infinidad de ejemplos prácticos de burradas situaciones a plantear, pero dejo la mente que dibuje sus personajes y situaciones. No pretendo personalmente que como detective se me considere por encima de la ley, del bien o del mal, no quiero ser como detective un aforado de acción social, no quiero ser como detective objetivo de capricho circunstancial, no quiero ser como detective el chivo expiatorio de intereses terceros ocultos o no tan ocultos de nuestra realidad social. Quiero una profesión digna, protegida, regulada y seria.

 

Nos movemos entre principios fundamentales recogidos en nuestra constitución y esto debería ser tan grave como serio, pues si la sociedad quiere garantías de nuestro trabajo, es tan sencillo por cuadrar nuestra profesión en el ámbito garante como es el judicial, una dependencia judicial o en concreto del fiscal, alcanzaría dos objetivos, uno la garantía de nuestros clientes en nuestras actuaciones, y dos la garantía de tutela efectiva en el proceso de indagación. Tan sencillo como complicado, primero porque conociendo al sector se le exigiría un cumplimiento no solo exacto sino profesional y adecuado de profesión, las FF.CC.SS.EE tienen su régimen sancionador interno así como responsabilidad penal con agravamiento por su condición de funcionario, a mí no me tiembla esto, lo que me da pánico son el entorno actual en el que nos movemos, lo que me da terror es los elementos profesionales actuantes que sin escrúpulo se entrometen como pseudoprofesionales, lo que me da pena son las actuaciones de control de interés personal con puertas giratorias policiales, lo que me da vergüenza es que nadie haga nada en un sector tan sensible como es en el de la investigación en este país, políticamente no se ve correcta la foto con nosotros, pues señores en su foto no me saquen porque posiblemente en unos años estén ustedes abonados a un hotel no deseado.

 

Desde lo deseado a lo deseable también es que se reconozca como investigación la realizada solo y únicamente por detectives privados, desde instituciones públicas, universitarias, entes de seguridad, agrupaciones de dudoso signo y sospechoso origen, desde unidades periciales, desde cualquier cosa se oferta investigaciones o incluso informes que por su contenido no solo vulneran principios y normas, también son deslealtades y perjuicio grave a nuestro sector en lo económico como en lo social, se utiliza la palabra detective con alegría cuando la etiqueta no marca a un profesional habilitado, habilitado que solo es el capaz de investigar, detective en número es tan sencillo como presentar diploma y zas ya tienes número y campo para correr, hay detectives que no son ejercientes pero que bien se postulan como tales, con total impunidad y jeta para el resto, solo hay que ver los tramitadores de aseguradoras con acreditación que a todas luces resulta sospechosa en lo giratorio, lo gracioso es ver perfiles de 6 profesiones e incluyendo la de detective en su oferta, ustedes señores ¿confiarían su vida a un cirujano que a tiempo parcial es conductor de autobús? con la traca de que del cirujano no tengamos la seguridad que se encuentre dado de alta o con sus seguros de responsabilidad civil al día, esto es terrorífico lo que ocurre en este país, desde universidad tenemos una oferta tan variada como variopinta de formación de inteligencia cuando realmente solapa lo que de manera burda se suplanta en lo exclusivo a la profesión del detective, resulta que somos mas de 1.000 despachos, pero chiringuitos de inteligencia hay a patadas que actúan con impunidad, gente de master a 6.000€ que se venden como agencias de inteligencia con formación plurivariopinta , los compiyoguis de la red social, los expertos de terrorismo, inteligencia , fuentes  y pankichorradas de confusión sublime, los floringlis o los anacletos. ¡OJO! que en todo este proceso también han visto el negocio los elementos situados en sedes policiales de clasificación A que bajo el coladera universitaria nos la están metiendo con empresas de seguridad ¡La escuela no es lugar para tontos!. No se me olvidaba recordar los que se avergüenzan ser detectives, ya que como agencia de inteligencia reflejan un numero de la DGP que entendemos se trata de un TIP que mucho sospecho sea del becario o alumno avezado de tan semejante pantomima.

noticias.jpg

Las teles, los canales nos inundan de reportajes de actuaciones y cuerpos policiales, una carrera frenética de imagen y reconocimiento, los detectives nos contentamos con pseuapariciones veladas de reality como el esperpento que se emitió con el programa “LA HUIDA”, de la que esperemos ni se repita ni permita que representantes se presten a juego tan sucio como simplista de tanto daño a la profesión, toda un modelo de grupo intrusero, por todo ello, aviso a navegantes y lectores que  hay que entender las reglas del juego y jugarlas con equilibrio y seriedad, pero detectives de corte clásico y servicio elemental no hace más que centrarnos en cotos tan pequeños como tiempo dedican a su profesión.Igual de critica merece en el sector de todo aquel detective que no se encuentra dado en el fichero de AEPD, ignorancia sublime de obligada denuncia. No sé cómo vendrá el futuro reglamento, creo que solo será una espada de Damocles sobre nuestras cabezas, un cuadro sancionador brutal para adoctrinamiento de la tropa, los que estuvimos en las dos orillas, los que conocimos las dos tierras, los que bebimos de las dos fuentes avisamos que detrás de las promesas están los cumplimientos, yo me quedo arriba del monte, porque para correr siempre hay tiempo, además cuesta abajo. No miremos en los colores como el único camino de denuncia adecuado, os aconsejo lecturas como esta Ley 20/2013, de 9 de diciembre, de garantía de la unidad de mercado, para conseguir que los entes de control general se ocupen también un poco de nosotros, porque la denuncia de hoy fundamentada es el cliente recuperado del mañana, que entiendan mis compis que solo es una opinión que sale de mi pensamiento libre y no domado, pero que se adapta a consensos e interés comunes por encima de particulares, todo es discutible y sobre todo, todo es mejorable o adecuado.

39766538_0.jpg

Por cierto, me he animado a empezar a escribir una novela, ensayo o vómito de letras en un folio, no sé si de género negro o gris, pero que seguro que ni basada en hechos reales será ficción, pero estará con cariño en la mesilla de algún compi. Me llamo TONY y soy detective.

Anuncios

2 comentarios sobre “MERCADO REGULADO o PUESTO DE MERCADILLO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s