The end of summer

Estamos recortando las últimas fechas veraniegas, para unos empieza el curso laboral, político o incluso social, para otros es un mes de suma sigue o resta y sigue. Nos mostramos comúnmente expectantes de lo que se nos avecina de igual manera el 1 de enero esperamos un cambio radical en nuestras vidas o proyectos, pero sabemos que la transición real de fechas no es mas que una prolongación de nuestro camino. El concepto laboral de mi colectivo es de un reino de taifas donde nuestras inseguridades provocan oscurantismo, y los miedos provocan que muchos despachos contraten intruseros precisamente para evitar que atraigan por su trabajo el encargo del cliente, estos despachos profesionales habitualmente no solo cometen este tipo de irregularidad, sino que en un afán equivocado de servilismo realizan los informes a la carta y gusto del señor o empresa pagadora. Pero ¿cómo se investiga a un despacho intrusero?, sencillo basta realizar un chequeo real sobre las investigaciones que se reflejan en el libro y contrastarlo con un calendario laboral, es imposible que un mismo detective se le asigne tres investigaciones en el mismo día en puntos tan diversos de la geografía. ¿Y que hace la asociación? , pues cobrar la cuota, solo eso.

20140818_220129 2

Las inversiones en material en un despacho serio conlleva un esfuerzo importante, por lo que a menudo se traslada esta carga a los colaboradores autónomos que se nutren a su vez de tiendas del “todo a cien” del espía. Me atrevo a indicar que ( y no quiero resultar demagogo) todos los informes que están en sede judicial como prueba, vulneran los principios de veracidad y rigurosidad, y que conste que no es una cuestión de competencia desleal con el resto de compañeros, es una cuestión de ética. El falso corporativismo solo lleva a la corrupción y la práctica de la mafia indagatoria. No existe una cadena seria de custodia ni siquiera una practica regulada y auditada en vía judicial. Los abogados recurren a nuestros servicios como “salvavidas” a contra-reloj del proceso que por otra parte es dilatado de manera interesada. Las empresas recurren a sicarios que se prestan a manejar datos personales y económicos sin conocimiento de la otra parte, vulnerando principios fundamentales así como invadiendo competencias que solo a nosotros se nos confiere, desde instituciones se colocan a “ personas” en empresas de seguridad bajo la vitola de inteligencia para invadir de manera clara lo que por ley no pudieron obtener, pero su posición arrimada al poder policial les hace “intocables” o “invisibles” de toda inspección o control serio de la actividad. Por eso esperemos que este mes de septiembre pueda cambiar la dinámica y que un colectivo de 1.500 profesionales no vea como muchos de ellos acuden a comedores sociales para poder subsistir en este nuestro país llamado ESPAÑA. No salen las cuentas y por supuesto no es cierto todo lo que desde las asociaciones manifiestan  de un sector idílico y saneado (salvo para sus comidas y viajes).

Me llamo Tony, DETECTIVE PRIVADO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s