JAMES FOLEY

Escuchar la radio, e incluso ver la prensa más allá a la deportiva que tendría que cubrir el tiempo de playa, nos impide el poder desconectar de este tren terrible que se llama actualidad, pero las personas reaccionamos según lo que se nos transmite y no por el fondo del asunto. La decapitación del periodista estadounidense no es mas que una mas de las que desde hace 10 años han circulado por las otras redes de difusión, pero en este caso sentimos con escalofrío como la amenaza es fría pero real, y como en muchas ocasiones la tenemos a la puerta o incluso dentro de nuestros domicilios. No quiero hablar de terrorismo ni quiero hablar del cisne negro, pero el asunto requiere de la unión de toda la sociedad civilizada, independiente de credos o pensamientos. ¿Y que voy a rellenar en este post?. Dejando al lado la línea seguida de poner en “solfa” la corrupción y el intrusismo, me apetece trasladar una serie de cuestiones reales.

CAM_0786

El terrorismo o todo proceso contrario al orden social y constitucional no solo es un trabajo de las unidades policiales, o del estado, debe ser un compromiso total de la sociedad, todos sabemos que el verdadero peligro no se encuentra en desiertos lejanos por que donde pescan adeptos de entre nosotros, este colectivo de terror y muerte son entre sectores sociales de marginación y exclusión, e incluso sorprendentemente también existe una militancia en auge entre capas sociales acomodadas y preparadas culturalmente. Los detectives privados llevamos años recorriendo barriadas y entornos complicados, somos espectadores silenciosos de esquina, y mantenemos una importante memoria de personas y hechos. Esta trayectoria vital nos ha llevado a conocer y buscar formarnos en campos actuales de inteligencia y análisis, por que somos prospectivos y entendíamos necesario complementar nuestra comprensión del momento que vivimos, con fuentes de conocimiento especial. Los detectives privados han entrado en las alcantarillas de la red, y visto las miserias,  ya que somos los únicos preparados y habilitados para monitorizar nuestra andadura indagatoria, por todo ello creo que el concepto de profesión esta obsoleto para los que precisamente hemos apostado por esta actualización de compromiso y nos vemos excluidos de los servicios que podemos prestar de manera eficaz y diluidos por los que siguen siendo la imagen rancia y aprovechada de esta profesión.

Me llamo TONY y conozco lo que te preocupa por que es lo de que me ocupo

http://youtu.be/0w2rakGN_N0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s