LA CASITA

Pase con Rafael la tarde de ayer, entre muchas cosas llegamos a intercambiar aspectos que planteaban realmente conceptos que actualmente se encuentran apropiados en determinados círculos de amistad, el fondo era definir lo que es inteligencia. Me gusta el concepto de que ser inteligente es saber elegir la mejor opción entre las que se nos brinda para resolver un problema o que la inteligencia es la capacidad de relacionar conocimientos que poseemos para resolver una determinada situación. Vamos a plantear entonces el juego de “palabros” o definiciones que venden las comunidades iluminadas de auto-llamadas de retroalimentación de la inteligencia.

 

Si os digo que he acudido a un experto en inteligencia mecánica que adecuó el funcionamiento correcto de los dispositivos electrónicos y mecánicos que utiliza mi familia en los desplazamientos que con seguridad personal se propulsan en grandes distancias y velocidades, tal vez quiero decir que lleve el coche a un mecánico que le cambiaran el aceite y lo revisaran.

 

Si os digo que en base a los cálculos precisos de un experto en inteligencia de movilidad urbana he podido acudir de forma exacta y puntual al compromiso de un acto que contaba con la presencia expectante de un foro experto, tal vez quise decir que cogí un taxi para llegar a tiempo a un acto profesional.

 

Si os digo que he aplicado la inteligencia intrapersonal para resolver a través del análisis PHOTIN de la base de datos de contactos personal y realizar un DAFO con las posibilidades en la comunicación verbal para obtener una calculada combinación de mi inteligencia cinética con él, tal vez quiera decir que he contactado con un colega que no recordaba su nombre para contar con él en el partido o pachanga de los domingos.

Si os digo que un experto en inteligencia de ingeniería aplicada mecánica de dispositivos especiales de espacios privados, tal vez os quiera decir que he acudido a un cerrajero.

Por eso estamos ante un fenómeno que resulta inquietante, todos son expertos , todos hacen inteligencia y por supuesto todo vale pero solo se reconoce lo que la llamada comunidad de inteligencia señala con su dedo magnifico y académico.Mi opinión personal es que hay personas que siempre se encuentran en los candeleros oportunistas, no son policías pero te hablan de la delincuencia, no son médicos pero te hablan de medicina, no son ingenieros de telecomunicaciones y se permiten marcar la dirección de estos, y así un largo etc…

Si rascas un poquito los veras que han hecho de la universidad su “taifa”, ocupan espacios cerrados que diseñan de manera concienzuda para solo abrir a quién intercambie su “taifa”, para mi son profesores de enseñanza sin experiencia vital, profesionales del engordamiento de texto que resulta del corta y pega de métodos o procesos que no les pertenecen pero que se espabilan en anteponerlos con la etiqueta de “inteligente”. Formaciones o mejor dicho imparticiones todas similares y ya conocidas de otras especialidades, en esto también aplican los métodos comerciales de las ventas de las marcas blancas. Y luego tenemos a los seminarios que se ofertan al final no sirven para divulgar el conocimiento, son instrumentos de promoción interesada del colectivo llamado de la inteligencia.Quién hace inteligencia en las empresas no las enseña a la comunidad educativa, sencillamente por que lo inteligente es identificar a estas personas que si saben de esto, por que la empresa que detecta que alguien funciona lo ficha y punto.

Imagen

Un día acudí a uno de estos actos, esta camarería de la inteligencia se enrocaron en alabar virtudes “huecas” o “puestos de responsabilidad ficticios” entre ellos, una persona que estaba a mi lado, preparada con su libreta, estaba ávida en tomar apuntes, pero 15 de los 20 minutos del reloj estuvo bloqueada con su hoja en blanco. Me salió una frase un poco retorcida que murmure, y de lo que la chica se sonrió asintiendo e intercambiando la tarjeta personal siendo la siguiente: “Y me preguntas tú ¿que es inteligencia?, inteligencia eres tú”.  Inspirado en el lema de la foto, podemos hacer más y dejemos de manosear el concepto de inteligencia por que se tendrá aborrecido el resto de lo que intentas comunicar. A mi no me hagas preguntas inteligentes de identidad en mi papel social, si solo quieres saber como me llamo y te contestare que me llamo TONY y no soy un experto en inteligencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s