Lo mio es tuyo pero… ¿y lo tuyo?

Recibo continuas llamadas de personas que buscan en mi respuesta el asesoramiento preciso, si esto no les resulta suficiente te encargan que te ocupes de una gestión que por tu experiencia resulta asequible pero que ellos ignoran como obtener, si estas dos etapas se cruzan una tercera será la de disponer de tus recursos, humanos y técnicos. Pero el remate es que te establezcan tus honorarios y periodos de cobro. Esto resulta curioso, chocante e incluso cómico, pero es más habitual de lo que parece. En el mundo detectivesco también existe esta desgraciadamente realidad social, y estos “jetas” aluden cuando se les frena, que somos desconfiados o que con ello se pierde una oportunidad futura de mayor calado. Pero el tiempo es el único bien no recuperable y escaso para algunos. A mi me gusta tratar directamente en la actividad social e indagatoria, las fuentes abiertas están muy bien, pero prefiero las humanas, son en determinados foros y círculos donde se tiene conciencia real de nuestra realidad estratégica, la globalización nos hace perder un sentido de comunidad, sin darnos cuenta que de ella dependen nuestras pensiones o la educación y sanidad. España para algunos es un concepto “rancio”, igual que patria o nación, pero son los mismos que defienden estos términos cuando lo identifican con un aspecto local. En nuestro desarrollo indagatorio somos mas observadores que observados, somos mas actores que directores y por supuesto somos parte de la sociedad y no un grupo mas de la sociedad, con ello quiero decir que como todo el mundo, tenemos días buenos y días malos, días acertados o días complicados, con esta profesión acudes a escenarios complicados de explicar, por lo que intento por ello inculcar a mi equipo que de todo hay que saber desconectar, la implicación no se riñe con la responsabilidad, pero la obsesión si se riñe con la profesionalidad, no todo es infinito y ni por supuesto no todo vale. 20140206_122739

Por eso debe ponderarse la parte práctica comercial de trabajo, dejo la romántica relegada a su espacio, que yo ubico junto a la de la creatividad y pasión por el encargo, si esto no es así se verá mermada la continuidad de la actividad por la que legalmente estoy habilitado, cuando detecto a estos “jetas” sencillamente mantengo no solo mi prudencia de trato sino que prácticamente los imposibilito como clientes futuros. Imaginaros que en un quirófano pudiera entrar cualquiera y hacer con el paciente que esta tendido en su fría camilla lo que se le ocurra y piense que deba proceder, todo ello por que ha visto y memorizado la serie televisiva del Doctor HOUSE, me llamo TONY y te ruego SILENCIO.

Anuncios

One thought on “Lo mio es tuyo pero… ¿y lo tuyo?

  1. Los Colegios deberían seguir mediando en la contratación y en la facturación. Son un vínculo de garantía. Pero estos polítiquillosse se están cargando todo. Cuando desaparezcan, dejarán España como ua cacharrería al paso de un rebaño. Cuanto antes mejor, aunque haya que emplear esos recursos expeditivos que el buenismo endémico condena..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s